Candyman


¿Quién no dijo su nombre cinco veces al espejo?

Candyman es una adaptación de la historia The Forbidden de Clive Barker (conocido por el clásico Hellraiser) me gustaría dar una rápida opinión pero no he leído el cuento o relato o lo que sea. Fue lanzada en 1992 y dirigida por un tal Bernard Rose.

Recuerdo ver esta película por primera vez cuando era niño. En esa época estaba acostumbrado a películas de terror noventeras llenas de monstruos hechos por computadora o maniáticos adolescentes sobreactuados. Sin embargo, cuando vi Candyman, sentí una terrible incomodidad, un miedo sutil que esperaba ser despertado y la urgencia de llegar frente a un espejo a pronunciar el llamado cinco veces. Quedé asustado pero satisfecho con el resultado.

Helen Lyle es una estudiante que decide escribir una tesis sobre las leyendas urbanas y su influencia en las personas. Viviendo en Chicago, Illinois tiene el conocimiento de una en particular. Según lo que cuentan existe un asesino serial llamado “Candyman” si te atreves a pronunciar su nombre cinco veces frente al espejo aparecerá detrás de ti, respirándote en la nuca, para después partirte en dos con un oxidado garfio que lleva encajado en el muñón de la mano derecha. Siendo una estudiante entusiasta Helen continúa sus investigaciones sobre el supuesto asesino llegando a averiguar más de lo que esperaba o quería enterarse y enfrentándose a terribles eventos que no podrá distinguir de la realidad o la fantasía.

candy_02.jpg

 

Visualmente la película nos ofrece violencia explicita, tomas angustiantes y secuencias hipnotizantes. Pero al mismo tiempo es una película extremadamente oral. Siendo el tema de las leyendas urbanas, las tenemos con extrema abundancia. La gente va y viene contando relatos sobre Candyman, asegurando la veracidad de sus palabras. Ser escéptico puede costarte la vida. La forma en la que se narran las historias es casi como si estuvieras con tus amigos contando cuentitos de terror. Los diálogos se encargan de dar un realismo excelente a las descripciones de los asesinatos y fechorías de Candyman, acompañados de sonidos de fondo, flashbacks o breves anticipos de lo que vendrá.

Cuenta con elementos magníficos como las actuaciones de Virginia Madsen interpretando dedicadamente a la protagonista. El actor de serie B Tony Todd en el papel del asesino poeta. El mismísimo Phillip Glass se encarga de la genial banda sonora. Una excelente fotografía, efectos gore y la bendición y producción de Clive Barker.

candy_01.jpg

Igual que en Hellraiser. Nos encontramos con una dulce valoración por el dolor, la muerte y el sufrimiento (marcas exclusivas del autor). El paso de un estado a otro. El rumor, la leyenda, el mito, son las cosas que mantienen a los amantes juntos en la noche, a los niños murmurando en el salón de clases, el rumor y la difusión de la palabra son muy importantes en la película, algo que pocas producciones han hecho antes. Es el lado de una leyenda tradicional que sobrevive hasta la era moderna siempre y cuando la gente la haga parte del folklore, de su cultura.

El hecho de que el asesino sea de color, y que la película tenga escenario en comunidades afroamericanas no tiene connotaciones sociales en lo absoluto. No hay ni metáfora, ni denuncia, simplemente el personaje se desarrolla mucho mejor siendo un mártir de color en una sociedad blanca que le persigue y niega compartirle sus valores, privilegios y sentimientos. Acorralándolo a la esclavitud o a la muerte, pero al mismo tiempo convirtiéndolo en una especie de santo para algunos y demonio para otros (algo que también se nota en Hellraiser).
Candyman regresa para vengarse de aquellos que le causaron dolor y convertirse en una leyenda que debe mantener su reputación derramando sangre para “existir” en un dichoso estado lejos de la vida o la muerte.

candy_03.jpg

En conclusión… Candyman no es una superproducción ni mucho menos una película moral con adolescentes redimidos. Es un viaje de terror, y digo TERROR porque tiene la energía para ponerte “al filo del asiento” (ja ja ja). Es como si regresaras a la infancia para recordar a los monstruos que siempre te aseguraron existían, pero nunca supiste si eran realidad, pero no te atrevías a averiguarlo, por eso te daba tanto miedo… pues exactamente así es esta excelente película que recomiendo para la gente que le gusta asustarse.

3 comentarios to “Candyman”

  1. Gracias al alarido urgente de publicidad, DP y yo hemos colaborado con este tan peculiar trabajo hecho por alienzombie, la reseña oficial en: http://draculaproyect.blogspot.com/

  2. No se uqe me gustñó más de este film si la música de philip glass o mRs Madsen que está en pelno estado de gloria.

  3. Sí, la música es buena pero algo repetitiva, aunque no tiene nada de malo pues no se necesita una gran composición. Pero lo que más me gustó, definitivamente fue Tony Todd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: