Black Christmas


Escrito por: Sally Polanski

Navidad, es tal vez la época del año de mayor despilfarre económico, hipocresías familiares y depresiones prefabricadas. Sin embargo, en el filme de 1974, del “polifacético” (si es que se le puede llamar de esa forma), Bob Clark, quien muriera en abril del año pasado y realizara películas tan importantes para el subgénero gore- zombie, como Children Shouldn´t Play with Dead Things (1972) o Dead of Night (1974), así como varias heces cinematográficas, tales como la primera y segunda parte de Porky´s (1982 y 1983, respectivamente), y también dos cintas llamadas Baby Geniuses (aquí en México tituladas Pequeños Genios).

Retomando ideas, sin embargo en el filme de 1974, de este peculiar cineasta, titulado Black Christmas (así es negra, no blanca), los altos gastos económicos, la falsedad de los parientes, los intentos de suicidio baratos, e incluso los tradicionales villancicos gringos, quedan totalmente de lado. Y es que la cinta, protagonizada por la bella Julieta de Franco Zeffirelli, Olivia Hussey, es un claro ejemplo de cómo se debe hacer un buen ejercicio de horror, sin necesidad de gastar demasiado, mostrar a mujeres corriendo desnudas o exagerar con el chamoy para las escenas de sangre.

christmas_03.jpg

La trama se centra en una casa de fraternidad, donde las habitantes realizan una fiesta para despedir a quienes se irán a pasar navidad con sus familias. En la reunión se encuentran la amable Jessica (Hussey), la ebria pero divertida Barb (Margot Kidder), la comprensiva Phyllis (Andrea Martin) y la virgen e inocente Clare (Lynne Griffin), además de la matrona solterona y alcohólica discreta de la casa, Mrs. Mac (Marian Waldman).

Durante la fiesta, vemos a través de la cámara, la intromisión de un individuo a la mansión, mientras se realiza la fiesta. A continuación, regresamos a la acción de la fiesta, donde las chicas reciben la llamada telefónica de The Moaner (algo así como El Quejumbroso), quien con una voz desconcertante y perturbadora, la cual en ocasiones parece alguien chillando, asusta a las jóvenes, sobre a todo a la pobre Clare, por lo que después de despedirse de su novio Chris (el guapo actor de The Brood y The Invasion of the Body Snatchers del 78, Art Hindle), y discutir con Barb, sube a su habitación a preparar las cosas para su viaje con sus padres.

Al llegar, creyendo oír a un gato muy querido, entra al armario donde el misterioso asesino la espera, al verlo ella intenta gritar, pero es asfixiada de una forma terrorífica pero a la vez sumamente elegante, con una funda de plástico de tintorería. Cuando su padre llega y la cree desaparecida, sus compañeras y la señora Mac, emprenden su búsqueda. Mientras nos enteramos que la linda Jessica está embarazada y planea abortar, decisión con que la su novio pianista, Peter (Keir Dullea), no está de acuerdo.

christmas_02.jpg

Mientras buscan a Clare, tanto su padre, como amigas y novio (¡¡mmmm!!), las llamadas siguen entrando a la casa, después de otro error entorno al gato, la señora Mac cae en las garras del asesino, al mismo tiempo que Jessica sospecha de su novio Peter, ya que la ha amenazado si aborta al bebé, por lo cual, denuncia las llamadas a la policía, quienes comandados por el detective Fuller (John Saxon), le piden que siga atendiendo el teléfono, sin embargo en la casa sólo quedan ella, Barb y Phyllis, además del asesino.

Black Christmas, contrario a lo que muchos creerían, no es gringa, sino canadiense. La cinta contiene una de las tramas terroríficas más imitadas y envidiadas a través de los años. A diferencia de los filmes estadounidenses, la sangre no es un elemento primordial, casi nunca aparece, y cuando lo hace es sumamente elegante, como en la muerte de Barb, haciendo un juego casi sensual entre la mano ensangrentada y los cristales a su lado.

Por otro lado, vemos a una heroína fuera de serie, como sería Marilyn Burns en Texas Chainsaw Massacre (1974) o Lucy Grantham en Last House on the Left (1972). Burns en Texas, encarna a una hippie farola, se burla de la condición de su hermano, es egoísta, y obvio, no es virgen. Por otra parte, Grantham, bebé alcohol barato, fuma mota, y tampoco es virgen; a pesar de que muere, siempre se mantiene firme y fuerte, a diferencia de su amiga. En Black Christmas, Hussey, además de no ser virgen, quiere abortar, lo cual la hace todavía más impactante que los personajes de Burns y Grantham, sobre todo para la época en donde comienzan a proliferar películas, donde la heroína es una santa virgen, la cual de forma irónica, es la primera en morir en esta cinta.

christmas_01.jpg

Las muertes son maravillosas, y dejan a la imaginación, lo cual termina por ser más aterrador que ver algo explícito, las actuaciones no son geniales pero cumplen su cometido (sobre todo la novia del Superman de los setenta, Kidder como Barb, que con sus chistes y comentarios le da el toque humorístico al filme), y lo más importante, el sonido de la voz detrás del teléfono, es inquietante no sólo para los personajes, sino para el espectador mismo. El final es maravilloso, y a la vez provoca un desconcierto al escuchar: Agnes, It’s Billy! Don’t tell what we did!, con una voz en verdad, de terror.

Mil veces superior a la basura del remake, y a cualquiera de sus imitaciones, como When a Stranger Calls, de 1979, la cual ha sido considerada de manera errónea, la primera cinta en mostrar al asesino dentro de la casa, cuando la pionera es esta gran película. De lo más recomendable, si realmente les gusta el género, por favor, véanla.

Una respuesta to “Black Christmas”

  1. Larga vida a Black Christmas!!!!! La madre de muchas Slashers por venir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: