Horror Express


El relato de ciencia ficción titulado Who Goes There? Fue escrito por uno de los autores legendarios del género: John W. Campbell. El argumento involucra a un grupo de indefensos humanos en una remota estación científica de la Antártida, y a una criatura extraterrestre de poderes extraordinarios que irá cazándoles poco a poco.

Dicho cuento tuvo dos grandes adaptaciones a la pantalla grande, primero en el clásico The Thing From Another World de 1951 producido por Howard Hawks y pionera en el cine que mezclaba terror con ciencia ficción. La segunda adaptación fue la maravillosa versión de John Carpenter, The Thing en 1982, la cual también es un clásico indiscutible y es mucho más fiel a la historia original. Horror Express tiene el mismo tronco que el relato de Campbell, y estoy seguro que fue la inspiración para esta divertida película de serie B.

En una parte remota de China, una expedición ha descubierto los restos casi intactos de un humanoide preservado en el hielo. El antropólogo británico Alexander Saxton adquiere el bloque de hielo con el ser dentro, y decide llevarlo de regreso a Europa para estudiarlo. Para esto aborda el tren transiberiano que recorre la vía que separa a China de Europa. Sin embargo, desde el inicio del viaje los problemas empiezan y el conteo de cadáveres no se hace esperar, algo dentro del tren está asesinando a los pasajeros y dejando sus cuerpos con los ojos completamente blancos y el cerebro “borrado”. El Profesor Saxton unirá fuerzas con el Dr. Wells para buscar a la criatura descongelada, la cual es la única sospechosa de tan extraordinarios actos.

horror_01.jpg

Clásico cuento de “la curiosidad mató al gato” protagonizado por el dúo dinámico: Christopher Lee y Peter Cushing. Una coproducción de Inglaterra y España que funciona de maravilla al crear ese ambiente de paranoia y aislamiento (vas en un tren que cruza la mitad de Asia y una fuerza alienígena está entre los pasajeros) Los escenarios en el tren son confinados y reducidos lo que crea una claustrofobia parecida a la de The Thing, aparte, el alienígena tiene la capacidad de apoderarse de cualquier pasajero.

Los personajes son algo chuscos. La película se desarrolla a principios de siglo, entonces tenemos una variedad de excéntricos aristócratas rusos. Cushing y Lee son los hombres de ciencia que llevan una tenue competencia, pero terminarán dándose las manos para destruir al monstruo. Cabe mencionar al Monje demente que siempre hace alusiones al diablo, acabando al servicio del alienígena, pues lo considera su “maestro” incluso cuando éste le dice “No tienes nada valioso que pueda utilizar” lo cual es un punto importante ya que en la película se mantiene está discusión entre la religión, la ciencia y hasta la moral. Mientras los científicos promueven todo de manera lógica, los demás pasajeros (en su mayoría burgueses) simplemente se alarman y se rehúsan a creer las explicaciones más lógicas (aunque lleguen a sonar absurdas).

horror_02.jpg

El extraterrestre es un caso excepcional, pues lo único que desea es conocimiento de la raza humana y del planeta tierra. Sus métodos son sutiles; por medio de los ojos puede destruir otros organismos absorbiendo sus conocimientos y recuerdos, aparte puede transportarse de cuerpo a cuerpo con una sola mirada según la situación convenga, ADEMÁS ¡puede reanimar los cuerpos de sus previas víctimas para que sean sus esclavos! Convirtiéndolos en zombies que están a su disposición por completo.
Nunca vemos como es el ser, ya que según explican se manifiesta como energía (recordemos a las evolucionadas formas de vida en Lifeforce o Virus) por lo tanto no puede destruirse, sólo transformarse. La memoria del ser está localizada en la retina de su ojo, pero puede transportarse telepáticamente a cualquier otro ser vivo.

El cine fantástico español demostró que también tuvo lo suyo en los setenta, está película es el claro ejemplo de lo ingenioso que puede llegar a ser un trabajo, pues es distinto comparado con los films que se producían en ese entonces, o bien puede pasar como una producción gringa. El director es Eugenio Martín y la verdad desconozco su carrera o su filmografía, pero si sus demás films son tan entretenidos estoy seguro que es un magnifico director.

horror_03.jpg

Durante la filmación Peter Cushing estuvo a punto de tirar la toalla, pues sintió que aún no se recuperaba de la reciente muerte de su esposa, pero Christopher Lee lo convenció de quedarse a grabar, recordándole todas las magnificas películas donde trabajaron juntos.

Por último, en España fue titulada Pánico en el Transiberiano, con toda razón está película es 100% pánico, juega con esas tendencias que después se hicieron tan famosas como la paranoia, la desesperación, el ser superior, y aunque estas tendencias tampoco eran nuevas, en este film se notan de manera extraordinaria, pues no recuerdo algún clásico de extraterrestres a principios de lo setenta, y si estoy dejando pasar alguno, seguramente no tiene la calidad de Horror Express.

Una respuesta to “Horror Express”

  1. lo de La Cosa me recuerda a “the ultimate in alien terror” (leer con ese entrañable acento de relator de trailers tan bizarro en su época y tan soberbio en estos tiempos de cine-basura)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: