Archivo para abril, 2008

Suspiria

Posted in Terror de Autor on abril 29, 2008 by alienzombie

Si mezclamos un cuento de terror, ambientaciones alucinantes, leyendas fantásticas, mitología, música de suspenso, colores saturados, sutiles iluminados, escenarios teatrales, escenas de gore explícito, excelentes interpretaciones y una dirección excepcional, seguramente obtenemos una de las películas de terror más originales y peculiares de los setenta y del siglo en general: Suspiria, la llamada obra maestra del Sr. Dario Argento, respetado director de terror italiano que ha marcado su propio género, discípulo de maestros como Sergio Leone o Mario Bava, innovador del Giallo y seductor de audiencias y fanáticos alrededor del mundo.

Suspiria se desarrolla en un mundo parecido al real, pero casi imaginario: aislado y fantástico. Un mundo donde las interpretaciones racionales no tienen mucho sentido y la superstición vence al escepticismo. El terror es real, no está representado por algo físico, no tiene forma alguna,  puede estar donde sea y se alimenta del miedo, de las emociones humanas más débiles. La inocencia es una clave esencial para sobrevivir a la sabiduría de ese terror que busca amplificarse inflingiendo daño en los infieles a él, a aquellos que lo desafían o lo revelan. Los colores, los sonidos, los objetos, todo lo que cabe dentro de aquél mundo es objeto de terror y conspira contra los seres ajenos que buscan una respuesta lógica. Aquellos que pagan el precio de ser curiosos, terminan con una destrozada visión de la realidad que solían creer.

Suzy Bannion (interpretada por la guapísima Jessica Harper, Phantom of the Paradise, Stardust Memories) llega a Alemania desde Nueva York para continuar sus estudios de ballet en una de las academias más celebradas de Europa, la escuela de Freeborge, donde recientemente una alumna expulsada por mala conducta, fue brutalmente asesinada por algún demente. Suzy entabla amistad con Sara, una vieja amiga de la estudiante difunta. Juntas empiezan a sospechar cosas terribles acerca de la escuela y de las profesoras, cosas que no tienen mucho sentido, pero que tampoco distan de ser irreales. Una serie de asesinatos motivarán a Suzy a descubrir el secreto detrás de la academia Freeborge y su obscuro pasado.

Argento ya llevaba un interesante historial de películas antes de Suspiria. Entre ellas la famosa Profondo rosso o Deep Red, pero al joven director nunca la faltó atención, desde que debutó con L’ Uccello dalle piume di cristallo o The Bird with the Crystal Plumage se vio rodeado de controversia y escándalo pues en Roma no eran aceptadas las películas de terror de carga sangrienta explícita. Aún así, su fama continuó creciendo y hoy es reconocido como uno de los directores de terror más auténticos y dementes. Suspiria fue uno de los films que lo ayudo a propulsarse, le consiguió nuevos fanáticos y lo consolidó como un director de culto.

Suspiria dice ser la obra cúspide del director (según dicen las buenas lenguas) desafortunadamente no soy un experto en Dario Argento así que no puedo dar una opinión, pero sí puedo decir que es uno de los films de terror más cautivadores y atmosféricos que he visto, donde la sangre y la violencia van a acompañadas de iluminaciones, colores y una maravillosa banda sonora a cargo del grupo italiano Goblin o The Goblins (no estoy seguro). El guión fue escrito por Argento y su ex-novia y ex-colaboradora Daria Nicolodi, quien aparece al inicio haciendo un cameo como una viajera en el aeropuerto. Esta película pertenece junto con Inferno y la reciente La Terza Madre a la llamada trilogía de las 3 madres, pero si les cuento de que se trata estaría arruinándoles una parte importante de la trama así que averígüenlo por su cuenta viendo la película.

Una cosa curiosa y admirable de Suspiria, es que la carencia de personajes masculinos hace la película todavía más bella. Los pocos hombres que aparecen no tienen características varoniles, en vez de eso, son andróginos o deformes y no tienen mucha participación en la trama, como había hecho John Carpenter en The Thing, sólo que al revés. Podemos destacar al místico Udo Kier en un breve papel y a Miguel Bosé (aunque usted no lo crea) como un bailarín.

El cast en su mayoría de mujeres, refleja muchos tipos de personalidades y los personajes son extremadamente pintorescos. Cada una tiene una característica única, por ejemplo la estricta profesora Tanner, Madame Blanc la tierna y comprensiva subdirectora, Olga la chica extrovertida y por supuesto la tímida e inocente Suzy que me ha robado el corazón ja ja ja. De hecho, la idea original trataba de una escuela para niñas de unos doce años aproximadamente, pero la cantidad de violencia iba a censurar la película, así que se optó por machacar mujeres más grandes pero el guión no se modificó y se refleja en las interpretaciones de las jóvenes estudiantes que siempre andan jugueteando, chismeando y husmeando.

Pocas películas juegan con tantos elementos visuales a la hora de asustar a la audiencia, Suspiria es el ejemplo más claro y colorido que he visto, no sólo eso sino que como ya repetí hasta el cansancio; todos los elementos visuales y sonoros de la película conspiran contra el espectador atrapándolo en una barrera que bloquea la lógica y lo racional, guiándolo hasta un miedo desconocido.

Olvidada en nuestro país (como muchas otras películas) aún así la podemos conseguir por medios honestos, porque sí hay una película que quiero recomendarle a todo el mundo este año, es Suspiria, porque no es nada como las cintas de terror gringo, no, es algo totalmente distinto que refresca después de ver tantas cosas iguales. Una cinta con estilo propio, un homenaje a la belleza y al poder de la sabiduría femenina, aparte pues tiene escenas gore INCREÍBLES como aquella famosa secuencia al principio. Les garantizo que esta película los pondrá hambrientos por más cine de Dario Argento, porque a mí… simplemente me voló las calcetas.

Anuncios

Army of Darkness

Posted in Terror de Autor on abril 29, 2008 by alienzombie

Esta reseña no cuadra del todo dentro de este humilde blog, pues no es una película de terror y los aspectos o características que podrían convertirla en una son mínimos. Pero como ya habíamos reseñado las precuelas, pues no me resistí a completar la trilogía, y es que Army of Darkness es un viaje de diversión exagerado lleno de estupideces y jaladas que le sacan una sonrisa a escépticos y simplones por igual. De hecho recuerdo que muchas personas llegaron a confesarme que era la peor película que habían visto en su vida. Cada quien tiene sus gustos, pero puedo asegurar que esa gente se equivocó porque Army of Darkness es una mentada de madre llena de efectos especiales, esqueletos andantes y por supuesto, el Sr. Bruce Campbell. Si no llega a parecerte lógica pues al menos te hará pasar un grato momento porque no hay otra película similar.

Después de enfrentarse una vez más contra los infalibles deadites. Ashley J. Williams se ve forzado a viajar en el tiempo hasta la época medieval (1300 a. C. Para ser más específicos) donde hará todo lo posible por encontrar una manera de regresar a casa. Por desgracia lo único que puede traerlo de vuelta a su era es el mítico Necronomicón que tantos problemas le ha traído. En cuanto consigue el libro, el caos se desata y a pesar de su heroísmo, Ash, tendrá que enfrentar nuevamente a las fuerzas del mal que esta vez han regresado hechas todo un ejército, el ejército de las tinieblas, The Army of Darkness!

La tercera entrega en la trilogía de Evil Dead Movies de Sam Raimi. Originalmente iba a titularse como “The Medieval Dead” pero se cambió a Army of Darkness, el ejército de las tinieblas que surge de las tumbas para marchar hacia el castillo donde Ash dirige su propio ejército de campesinos, guerreros improvisados y cobardes que se rehúsan a pelear contra millones (exagerándole) de esqueletos armados hasta los dientes y sedientos por echar desmadre contra los humanos que los despertaron.

Otra vez empezamos con un recuento de las primeras Evil Dead y como Ash viajó en el tiempo, como perdió la mano, a su novia Linda y finalmente como llegó a la Edad Media donde no es recibido cordialmente. Es confundido con un espía del bando contrario y lo arrojan a un pozo donde libra una impresionante batalla contra dos deadites, obviamente sale victorioso y la gente del pueblo lo reconoce como un héroe (aparte de que pone en ridículo al rey diciéndole que tiene las agujetas desabrochadas). El muy cabrón se aprovecha de los ignorantes pueblerinos y del reino en general, pues a final de cuentas lo único que quiere es regresar a su época. Aunque lleva la etiqueta de “anti-héroe” poco a poco empezará a solidarizarse con la gente del reino y hasta se da un revolcón con una indefensa doncella llamada Sheila.

Esta entrega solidifica por completo al personaje interpretado por Bruce Campbell como un héroe más allá del cliché. Todas las actitudes previas son reforzadas para darle un carácter determinado, pues no es el héroe musculoso e inteligente, es cínico, envidioso, flojo, ególatra en fin… es un héroe del siglo veinte 🙂 que a veces sólo ve por su beneficio, esto se representa en una escena cuando diminutos “Ashes” emergen de un espejo roto para molestar al original. Después viene la mitad malvada que crece en su hombro (la que destruye dándole un escopetazo en la nariz). Dicha mitad revivirá más tarde para liderar el ejército de las tinieblas, ñaca ñaca.

Sam Raimi y Ted Raimi aparecen en numerosos cameos como personajes del reino. Bruce Campbell invitó a su padre y a su hermano para que aparecieran en la película. Tenemos referencias a The Day the Earth Stood Still, Jason and the Argonauts, a las precuelas y muchísimos gags inspirados en los tres chiflados.

Los (numerosos y ambiciosos) efectos especiales vuelven a correr a cargo de Greg Nicotero y su compañía de magos que en esas épocas apenas ascendían hacia las grandes productoras. Como era de esperarse hicieron un trabajo MAGNÍFICO con la evolución de los deadites y ese inolvidable ejército de esqueletos.

Tuvo dos finales, que obviamente no voy a contar. Uno “bueno” y otro “malo”, este último fue removido del montaje final por la Universal ya que lo consideraban muy pesimista y no hacia justicia para nada a uno de los últimos héroes cinematográficos.

Todo esto nos lleva a la cuarta parte de Evil Dead, que nunca se filmó. Como escribí en entradas anteriores, Sam Raimi se desvió del camino del terror hacia cosas más comerciales, cambió a Ash por Spider-Man y al parecer así le esta yendo muy bien, esperemos que siga así, pero tengamos la pequeña esperanza de que un día se ponga a escribir el argumento de la cuarta película de esta divertida y sangrienta saga. Nadie se imaginó que la saga comenzada por la amateur The Evil Dead acabaría en una producción de Universal Pictures llena de presupuesto disparatado que hoy por hoy mantiene su calidad para entretener y nos pone nostálgicos cuando Ash dice: Hail to the King, Baby!

Por cierto, pueden rentarla en cualquier Blockbuster con subtítulos en español.

Evil Dead II

Posted in Terror de Autor on abril 22, 2008 by alienzombie

La leyenda de “segundas partes nunca serán buenas” se ha roto en muchas ocasiones con secuelas que tal vez no superen a la original ni le agreguen nada relevante, pero que mantengan el ritmo y la dirección de la primera. Es un trabajo difícil, aunque Coppola lo logró con The Godfather: Part II, y uno de mis casos favoritos, George Romero con Dawn of the Dead. Es así como algunas sagas cinematográficas dan inicio y a veces crean desquiciadas franquicias.

 

Después de The Evil Dead, el director Sam Raimi escribe junto con los hermanos Coen el argumento de Crimewave, la película que separa a las dos Evil Dead. No he visto el film, así que no puedo dar una opinión, pero según las malas lenguas andaba corto de dinero, necesitado de lo que mejor sabía hacer: explotar deadites a escopetazos, así que a partir del argumento de la primera Evil Dead, Raimi escribe junto con Scott Spiegel el guión para Evil Dead II, agregando nuevos personajes y exponiendo que pasó con los o el sobreviviente (no les puedo decir cual si no la han visto) de la masacre en aquella infame cabaña donde las fuerzas del Necronomicón harán una vez más de las suyas, pero esta vez en un tono caricaturesco y siniestro.

 

El film empieza con una breve recapitulación de los hechos en The Evil Dead, sólo que se dieron el gusto de darles una retocada pues el presupuesto había aumentado 🙂 a partir de ahí las fuerzas del mal regresarán para apoderarse una vez más de los recién llegados habitantes de aquella cabaña en medio del bosque. El mal se manifestará como nunca antes lo había hecho y hasta veremos su pasado, su origen y el terrible desenlace.

 

Bruce Campbell vuelve a aparecer entre el cast, aparte de unos antropólogos buscando a su padre, una pareja de rednecks y una abuelita zombificada y atrapada en el sótano (la escena del ojo que sale disparado…). Las diferencias de presupuesto con su predecesora son evidentes, ya que para esta continuación se construyeron sets, contrataron dobles, hubo más equipo, los efectos especiales a cargo de Greg Nicotero y compañía, hasta la cabaña era nueva porque algunos dementes quemaron la original (de hecho creo que fue el mismo Raimi).
Se define el personaje de Ash como un guerrero nato contra el mal a pesar de sus debilidades emocionales y sentimentales que recaen en un divertido cliché. También se le dan elementos que más tarde lo consolidaran como un héroe con sus propias artimañas y actitudes, tiene sus frases celebres: “Groovy” “Swallow This”, la sierra en vez mano, la escopeta de doble cañón y… creo que es todo.

 

Los deadites tampoco se quedan atrás en su evolución, aquí aparecen como un verdadero desastre, desfigurando a sus huéspedes humanos ¡apoderándose de la mano del mismísimo Ash! Hay deadites de todo tipo en Evil Dead II; árboles, una cabeza de ciervo que adorna la pared, libros, alados y… creo que son todos.

El gore iba a ser más explicito y abundante en esta secuela, pero los cineastas decidieron que a partir del éxito de la primera, preferían tener una buena clasificación a arriesgarse a tener una como en la primera o ser censurados, entonces la sangre aquí sigue saliendo pero de otros colores y a chorros exagerados.

                                                        

 

La película es una burla a la primera parte, algo así como lo que después haría Joe Dante con Gremlins 2: The New Batch, una autoparodia al original agregándole nuevas cosas que reforzarían las ideas previas, dándole a los films la calidad de “saga” como Star Wars o Alien. Creo que sí puedes desarrollar tu historia a otros niveles agregándole nuevas cosas, desmintiendo algunas, ya tienes lo que es un “landmark” para ti y para tu película. Raimi consiguió hacer esto con su saga de Evil Dead Movies, una de las trilogías más respetadas del género fantástico que se codea con las de Romero, Re-Animator o Return of the Living Dead.

 

Volviendo a la película y sus impredecibles e infantiles chistes. Está llena de situaciones ridículas pero entretenidas (tengo entendido que Raimi es un tipo simpático) todo está lleno de gags, clichés y payasadas, exageraciones, diálogos sin sentido, acciones deliberadas, explosiones, derramadero de sangre y el final que nos lleva hasta Army of Darkness.

 

La anunciaban con el lema: “Sólo hay una película más aterradora que The Evil Dead” lo cual era para aprovecharse de aquellos indefensos espectadores que no pudieron dormir con la primera parte. Se estrena en 1987 en los Estados Unidos y la verdad desconozco como le fue en taquilla (no digo en crítica, seguro los intelectuales la hicieron pedazos) así que si alguien sabe algo por favor háganos el favor de darnos el dato.

 

Recuerdo que la pasaban en la televisión abierta en el infame Canal 5. Viéndola de niño, temblaba cuando el cuerpo decapitado de Linda baila frente a la ventana jugando con su cabeza como si fuera una pelota. Las escenas en el sótano cuando Henrietta emerge del suelo llena de gusanos cubriéndole el rostro, me demolían en la infancia, pero cuando la vuelves a ver te preguntas ¿cómo diablos pude temerle a esto y no reír? No me refiero a “reír” en un sentido de ridiculez, sino de diversión. Junto con Braindead de Peter Jackson, Evil Dead II es una de las B Movies más divertidas en la historia del cine. Definitivamente sí eres fan o no de la primera, tienes que ver la continuación para darte otra perspectiva o en el peor de los casos decepcionarte.

 

I’LL SWALLOW YOUR SOUL!

The Evil Dead

Posted in Terror de Autor on abril 1, 2008 by alienzombie

Creo que el sueño de todo cineasta es realizar una película con la mayor libertad posible para que termine siendo recordada y le dé cierto renombre al creador y a la gente que se involucró en ella. Como es el caso de Sam Raimi, director de la millonaria saga de Spider-Man. Antes de darle la cara al “mainstream”, tuvo el plan de realizar una pequeña película de terror que llegó más lejos de lo esperado. Aquella película se titulaba THE EVIL DEAD.

La idea de The Evil Dead, ya rondaba por la cabeza del director, quien en 1978 filma la pequeña Within the Woods. Una especie de precuela, o mejor dicho una versión incompleta de la película que originalmente se iba a titular “The Book of the Dead” ya que el Necronomicón es parte importante de la historia. Pese a las indecisiones la película se filmó y permanece hoy en día como todo un clásico de culto, pero de esos que en serio hacen historia, de esos clásicos gordotes que cualquier aficionado (o no) tiene que ver.

evil_01.jpg

Un grupo de cinco adolescentes viajan hacia una remota y abandonada cabaña en medio de un bosque donde accidentalmente, despertarán a los espíritus del Necronomicón. Uno a uno, los jóvenes serán poseídos por demonios sedientos de carne humana. Admitamos que no es lo más original del mundo, sobretodo porque a principios de los ochenta, las películas de Slashers se convertían en una moda creciente y las víctimas usualmente eran adolescentes indefensos e inmorales que planeaban divertirse, emborracharse y tener sexo. El tema de los demonios tampoco era algo nuevo, pero las posesiones que vemos en la película son convincentes para un film independiente, aparte de la renovación de un zombie o ghoul hacia los denominados Deadites.

La cabaña en medio de un bosque donde los demonios rondan en la plenitud de la noche, nos recuerda a Night of the Living Dead por aquel entorno cerrado donde la única opción es atrincherarse y salir significa la muerte. Los protagonistas pronto tendrán que librar la terrible batalla contra sus amigos-poseídos en lo que esperan con ansías la llegada del sol. Los demonios son grotescos seres que pueden apoderarse de casi cualquier cosa. Pueden permanecer dormidos pero nunca están realmente muertos. La forma más efectiva para despojar a un humano poseído por estos seres, es la desmembración completa (¡!). Los pobres adolescentes perderán la paciencia y harán todo lo necesario por huir del bosque, pero los demonios son dueños de la noche y no permitirán que nadie escape a la masacre.

evil_02.jpg

La sangre es otra cosa clave en la película. El tiradero de sangre artificial es bíblico, me atrevo a declararla una película completamente Gore donde la trama no importa mucho, sino que se tiren litros de sangre y toda escena traiga algo impactante y perturbador, como un lápiz enterrado en un tobillo, ojos hundidos por la presión de unos pulgares, cabezas cercenadas con palas, dagas enterradas en la medula, manos cortadas, caras quemándose y hasta una escena en la que todo en la cabaña empieza a sangrar; los focos, las paredes, todo. Hablando de cosas perturbadores, aparte de ser un film con carga violenta, también tiene el factor del suspenso y del miedo, ya que los demonios son presencias inconstantes que podrían atacar a cualquier hora y en cualquier lugar. El vínculo entre los personajes se irá debilitando poco a poco mientras el miedo los consume, nadie está realmente a salvo, la solidaridad se pierde. También tenemos escenas eficaces y perturbadoras NUNCA antes vistas. Por supuesto me refiero a la famosísima escena en el bosque donde una de las protagonistas es perseguida por una fuerza maligna que al no poder alcanzarla, se apodera de los árboles, de las ramas y los arbustos. Pronto la joven se ve atrapada en una enredadera que inesperadamente la viola…en fin.

The Evil Dead no tuvo mucho costo económico para sus realizadores. El costo fue de tipo físico, ya que era una friega diario viajar al espeso bosque a filmar en una cabaña que por cierto sí estaba abandonada (al menos no tuvieron que construir ningún set). Mucha gente abandonó el proyecto porque de plano no le veían futuro, pero los que sí estaban interesados siguieron con entusiasmo. Sobretodo el protagonista Bruce Campbell y Sam Raimi, quienes eran y siguen siendo muy amigos, trabajando usualmente de la mano. Estrenada a principios de los ochenta no auguraba mucho éxito comercial. Sin embargo, desbancó a otro peliculón; The Shining del mismísimo Stanley Kubrick, porque aparentemente la gente prefería ver sangre y desmembramientos a otro tipo de terror (a mí me fascinan las dos). Tuvo algunos problemas con la critica y la censura, pero a pesar de eso logró convertirse en uno de los pocos films (que considero) son los más exitosos del cine de terror independiente, quedando al lado de Night of the Living Dead, The Texas Chainsaw Massacre y Halloween

La acogida de los fanáticos y el creciente entusiasmo de Raimi fueron tales, que en 1987 The Evil Dead tuvo una divertidísima “secuela” (si se le puede llamar así) o mejor dicho una autoparodia que en vez de suspenso, mezclaba al terror con la comedia y los gags. Evil Dead II seguía la historia donde se quedó la primera, incorporando nuevos personajes, más capital y la misma cantidad de sangre y entretenimiento, sólo que de una manera más desfachatada pero igual de efectiva. Finalmente la saga continúo con Army of Darkness, la última donde los deadites seguían haciendo de las suyas perjudicando a la humanidad sólo que en otra época, enfrentándose al mítico Ash, interpretado por el también mítico Bruce Campbell, un actor de serie B con más carisma que cualquiera en el celuloide.

evil_03.jpg

Lamentamos sinceramente que Sam Raimi haya abandonado su filmografía de terror para darle preferencia a proyectos más ambiciosos. Aunque ha sido productor de algunas peliculillas por ahí y pone su granito de arena para sacar adelante producciones prometedoras, parece que se ha olvidado de los sonrientes, descarados y antropófagos deadites, y de su héroe Ashley J. Williams, quien los enfrentó con valentía, pero bueno, para no salirnos de la idea (ya hablaremos luego de las secuelas porque también son magnificas) Raimi empezó con The Evil Dead su camino al estrellato que ahora saborea muy bien. Mientras la película es toda una joya de entretenimiento, terror, suspenso y baños de sangre. Es un film ideal para ver con los amigos, con la novia o en una noche obscura, pero lo que la hace tan grande aún es un misterio, pues lo tiene todo, dejémoslo en que es un film brillante y eficaz que tienes que ver si te gustan los demonios y los adolescentes machacados a hachazos. Tuvo su éxito en 1982 y lo tiene ahora, The Evil Dead jamás será olvidada, ignorada o igualada (tuvo un desagradable plagio italiano llamado Demons, guacala), siempre y cuando la sigamos viendo una y otra vez, porque la verdad es inevitable.