The Evil Dead


Creo que el sueño de todo cineasta es realizar una película con la mayor libertad posible para que termine siendo recordada y le dé cierto renombre al creador y a la gente que se involucró en ella. Como es el caso de Sam Raimi, director de la millonaria saga de Spider-Man. Antes de darle la cara al “mainstream”, tuvo el plan de realizar una pequeña película de terror que llegó más lejos de lo esperado. Aquella película se titulaba THE EVIL DEAD.

La idea de The Evil Dead, ya rondaba por la cabeza del director, quien en 1978 filma la pequeña Within the Woods. Una especie de precuela, o mejor dicho una versión incompleta de la película que originalmente se iba a titular “The Book of the Dead” ya que el Necronomicón es parte importante de la historia. Pese a las indecisiones la película se filmó y permanece hoy en día como todo un clásico de culto, pero de esos que en serio hacen historia, de esos clásicos gordotes que cualquier aficionado (o no) tiene que ver.

evil_01.jpg

Un grupo de cinco adolescentes viajan hacia una remota y abandonada cabaña en medio de un bosque donde accidentalmente, despertarán a los espíritus del Necronomicón. Uno a uno, los jóvenes serán poseídos por demonios sedientos de carne humana. Admitamos que no es lo más original del mundo, sobretodo porque a principios de los ochenta, las películas de Slashers se convertían en una moda creciente y las víctimas usualmente eran adolescentes indefensos e inmorales que planeaban divertirse, emborracharse y tener sexo. El tema de los demonios tampoco era algo nuevo, pero las posesiones que vemos en la película son convincentes para un film independiente, aparte de la renovación de un zombie o ghoul hacia los denominados Deadites.

La cabaña en medio de un bosque donde los demonios rondan en la plenitud de la noche, nos recuerda a Night of the Living Dead por aquel entorno cerrado donde la única opción es atrincherarse y salir significa la muerte. Los protagonistas pronto tendrán que librar la terrible batalla contra sus amigos-poseídos en lo que esperan con ansías la llegada del sol. Los demonios son grotescos seres que pueden apoderarse de casi cualquier cosa. Pueden permanecer dormidos pero nunca están realmente muertos. La forma más efectiva para despojar a un humano poseído por estos seres, es la desmembración completa (¡!). Los pobres adolescentes perderán la paciencia y harán todo lo necesario por huir del bosque, pero los demonios son dueños de la noche y no permitirán que nadie escape a la masacre.

evil_02.jpg

La sangre es otra cosa clave en la película. El tiradero de sangre artificial es bíblico, me atrevo a declararla una película completamente Gore donde la trama no importa mucho, sino que se tiren litros de sangre y toda escena traiga algo impactante y perturbador, como un lápiz enterrado en un tobillo, ojos hundidos por la presión de unos pulgares, cabezas cercenadas con palas, dagas enterradas en la medula, manos cortadas, caras quemándose y hasta una escena en la que todo en la cabaña empieza a sangrar; los focos, las paredes, todo. Hablando de cosas perturbadores, aparte de ser un film con carga violenta, también tiene el factor del suspenso y del miedo, ya que los demonios son presencias inconstantes que podrían atacar a cualquier hora y en cualquier lugar. El vínculo entre los personajes se irá debilitando poco a poco mientras el miedo los consume, nadie está realmente a salvo, la solidaridad se pierde. También tenemos escenas eficaces y perturbadoras NUNCA antes vistas. Por supuesto me refiero a la famosísima escena en el bosque donde una de las protagonistas es perseguida por una fuerza maligna que al no poder alcanzarla, se apodera de los árboles, de las ramas y los arbustos. Pronto la joven se ve atrapada en una enredadera que inesperadamente la viola…en fin.

The Evil Dead no tuvo mucho costo económico para sus realizadores. El costo fue de tipo físico, ya que era una friega diario viajar al espeso bosque a filmar en una cabaña que por cierto sí estaba abandonada (al menos no tuvieron que construir ningún set). Mucha gente abandonó el proyecto porque de plano no le veían futuro, pero los que sí estaban interesados siguieron con entusiasmo. Sobretodo el protagonista Bruce Campbell y Sam Raimi, quienes eran y siguen siendo muy amigos, trabajando usualmente de la mano. Estrenada a principios de los ochenta no auguraba mucho éxito comercial. Sin embargo, desbancó a otro peliculón; The Shining del mismísimo Stanley Kubrick, porque aparentemente la gente prefería ver sangre y desmembramientos a otro tipo de terror (a mí me fascinan las dos). Tuvo algunos problemas con la critica y la censura, pero a pesar de eso logró convertirse en uno de los pocos films (que considero) son los más exitosos del cine de terror independiente, quedando al lado de Night of the Living Dead, The Texas Chainsaw Massacre y Halloween

La acogida de los fanáticos y el creciente entusiasmo de Raimi fueron tales, que en 1987 The Evil Dead tuvo una divertidísima “secuela” (si se le puede llamar así) o mejor dicho una autoparodia que en vez de suspenso, mezclaba al terror con la comedia y los gags. Evil Dead II seguía la historia donde se quedó la primera, incorporando nuevos personajes, más capital y la misma cantidad de sangre y entretenimiento, sólo que de una manera más desfachatada pero igual de efectiva. Finalmente la saga continúo con Army of Darkness, la última donde los deadites seguían haciendo de las suyas perjudicando a la humanidad sólo que en otra época, enfrentándose al mítico Ash, interpretado por el también mítico Bruce Campbell, un actor de serie B con más carisma que cualquiera en el celuloide.

evil_03.jpg

Lamentamos sinceramente que Sam Raimi haya abandonado su filmografía de terror para darle preferencia a proyectos más ambiciosos. Aunque ha sido productor de algunas peliculillas por ahí y pone su granito de arena para sacar adelante producciones prometedoras, parece que se ha olvidado de los sonrientes, descarados y antropófagos deadites, y de su héroe Ashley J. Williams, quien los enfrentó con valentía, pero bueno, para no salirnos de la idea (ya hablaremos luego de las secuelas porque también son magnificas) Raimi empezó con The Evil Dead su camino al estrellato que ahora saborea muy bien. Mientras la película es toda una joya de entretenimiento, terror, suspenso y baños de sangre. Es un film ideal para ver con los amigos, con la novia o en una noche obscura, pero lo que la hace tan grande aún es un misterio, pues lo tiene todo, dejémoslo en que es un film brillante y eficaz que tienes que ver si te gustan los demonios y los adolescentes machacados a hachazos. Tuvo su éxito en 1982 y lo tiene ahora, The Evil Dead jamás será olvidada, ignorada o igualada (tuvo un desagradable plagio italiano llamado Demons, guacala), siempre y cuando la sigamos viendo una y otra vez, porque la verdad es inevitable.

3 comentarios to “The Evil Dead”

  1. Evil dead es genial pero se ve solo superada en su género con para mi la obra cumbre del cine gore “BRAINDEAD”

  2. Así es, Braindead es la celebración más descarada del cine gore. Como dijo Guillermo del Toro “una película hecha de muchísimas películas”

  3. esta muy chidisima esa pelicula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: