Army of Darkness


Esta reseña no cuadra del todo dentro de este humilde blog, pues no es una película de terror y los aspectos o características que podrían convertirla en una son mínimos. Pero como ya habíamos reseñado las precuelas, pues no me resistí a completar la trilogía, y es que Army of Darkness es un viaje de diversión exagerado lleno de estupideces y jaladas que le sacan una sonrisa a escépticos y simplones por igual. De hecho recuerdo que muchas personas llegaron a confesarme que era la peor película que habían visto en su vida. Cada quien tiene sus gustos, pero puedo asegurar que esa gente se equivocó porque Army of Darkness es una mentada de madre llena de efectos especiales, esqueletos andantes y por supuesto, el Sr. Bruce Campbell. Si no llega a parecerte lógica pues al menos te hará pasar un grato momento porque no hay otra película similar.

Después de enfrentarse una vez más contra los infalibles deadites. Ashley J. Williams se ve forzado a viajar en el tiempo hasta la época medieval (1300 a. C. Para ser más específicos) donde hará todo lo posible por encontrar una manera de regresar a casa. Por desgracia lo único que puede traerlo de vuelta a su era es el mítico Necronomicón que tantos problemas le ha traído. En cuanto consigue el libro, el caos se desata y a pesar de su heroísmo, Ash, tendrá que enfrentar nuevamente a las fuerzas del mal que esta vez han regresado hechas todo un ejército, el ejército de las tinieblas, The Army of Darkness!

La tercera entrega en la trilogía de Evil Dead Movies de Sam Raimi. Originalmente iba a titularse como “The Medieval Dead” pero se cambió a Army of Darkness, el ejército de las tinieblas que surge de las tumbas para marchar hacia el castillo donde Ash dirige su propio ejército de campesinos, guerreros improvisados y cobardes que se rehúsan a pelear contra millones (exagerándole) de esqueletos armados hasta los dientes y sedientos por echar desmadre contra los humanos que los despertaron.

Otra vez empezamos con un recuento de las primeras Evil Dead y como Ash viajó en el tiempo, como perdió la mano, a su novia Linda y finalmente como llegó a la Edad Media donde no es recibido cordialmente. Es confundido con un espía del bando contrario y lo arrojan a un pozo donde libra una impresionante batalla contra dos deadites, obviamente sale victorioso y la gente del pueblo lo reconoce como un héroe (aparte de que pone en ridículo al rey diciéndole que tiene las agujetas desabrochadas). El muy cabrón se aprovecha de los ignorantes pueblerinos y del reino en general, pues a final de cuentas lo único que quiere es regresar a su época. Aunque lleva la etiqueta de “anti-héroe” poco a poco empezará a solidarizarse con la gente del reino y hasta se da un revolcón con una indefensa doncella llamada Sheila.

Esta entrega solidifica por completo al personaje interpretado por Bruce Campbell como un héroe más allá del cliché. Todas las actitudes previas son reforzadas para darle un carácter determinado, pues no es el héroe musculoso e inteligente, es cínico, envidioso, flojo, ególatra en fin… es un héroe del siglo veinte🙂 que a veces sólo ve por su beneficio, esto se representa en una escena cuando diminutos “Ashes” emergen de un espejo roto para molestar al original. Después viene la mitad malvada que crece en su hombro (la que destruye dándole un escopetazo en la nariz). Dicha mitad revivirá más tarde para liderar el ejército de las tinieblas, ñaca ñaca.

Sam Raimi y Ted Raimi aparecen en numerosos cameos como personajes del reino. Bruce Campbell invitó a su padre y a su hermano para que aparecieran en la película. Tenemos referencias a The Day the Earth Stood Still, Jason and the Argonauts, a las precuelas y muchísimos gags inspirados en los tres chiflados.

Los (numerosos y ambiciosos) efectos especiales vuelven a correr a cargo de Greg Nicotero y su compañía de magos que en esas épocas apenas ascendían hacia las grandes productoras. Como era de esperarse hicieron un trabajo MAGNÍFICO con la evolución de los deadites y ese inolvidable ejército de esqueletos.

Tuvo dos finales, que obviamente no voy a contar. Uno “bueno” y otro “malo”, este último fue removido del montaje final por la Universal ya que lo consideraban muy pesimista y no hacia justicia para nada a uno de los últimos héroes cinematográficos.

Todo esto nos lleva a la cuarta parte de Evil Dead, que nunca se filmó. Como escribí en entradas anteriores, Sam Raimi se desvió del camino del terror hacia cosas más comerciales, cambió a Ash por Spider-Man y al parecer así le esta yendo muy bien, esperemos que siga así, pero tengamos la pequeña esperanza de que un día se ponga a escribir el argumento de la cuarta película de esta divertida y sangrienta saga. Nadie se imaginó que la saga comenzada por la amateur The Evil Dead acabaría en una producción de Universal Pictures llena de presupuesto disparatado que hoy por hoy mantiene su calidad para entretener y nos pone nostálgicos cuando Ash dice: Hail to the King, Baby!

Por cierto, pueden rentarla en cualquier Blockbuster con subtítulos en español.

3 comentarios to “Army of Darkness”

  1. Crapman Says:

    Primero tuvo que chuparle las bolas a un grupo de dentistas junto con Bruce Campbell, (uno de ellos sacrificó su viaje anual a Las Vegas). Y terminó dirigiendo una película con presupuesto de 300 millones de dólares (la segunda más cara de la historia, en su tiempo).

  2. Bruce Campbell no le chupa las bolas a NADIE!!!

  3. Jason Hodder Says:

    La mejor pelicula que he visto!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: