The Omega Man


Todos recordamos la fantástica aventura que fue Planet of the Apes en 1968 y el apocalíptico (y posible) futuro de Soylent Green en 1973. Ambas contaban con el difunto Charlton Heston, uno de los últimos grandes héroes de acción que repartía madrazos a los malos, sobre todo en las dos películas mencionadas donde representaba la parte humana y consciente de una sociedad primitiva o demasiado desarrollada. Pero hubo otra película de devastadora y poco optimista ciencia ficción. Se filmó en 1971 bajo la dirección de un tal Boris Sagal que al parecer se especializaba en televisión. Lleva el título de The Omega Man y es un clásico nostálgico que aunque es en mayoría una cinta de ciencia ficción, también tiene sus momentos de terror ya que está basada en la novela I Am Legend de Richard Matheson.

En 1975, una terrible plaga se desarrolla como producto de interminables guerras bacteriológicas y nucleares entre potencias mundiales. La población humana alrededor del planeta empieza a perecer bajo los síntomas de la bacteria o bacilo o virus. Todos menos un científico narcisista y sarcástico llamado Robert Neville, que se salva de último momento inyectándose un suero experimental que lo vuelve inmune. Al pasar dos años, la ciudad de Los Angeles queda sin señales de vida. Neville sigue ingeniándoselas para sobrevivir al devastador panorama donde no sólo debe lidiar con el aislamiento y la locura, sino con una secta de albinos mutados por el virus que se hacen llamar “La Familia” y están organizando una nueva sociedad donde todo aquello que los destruyó debe ser eliminado; la tecnología, la ciencia y por supuesto Robert Neville ¡pero no crean que Chuck se va a dejar de un montón de fanáticos ignorantes!

I Am Legend o Soy Leyenda ya se había llevado al cine en 1964 con Vincent Price interpretando magníficamente a Robert Neville. Pero Charlton Heston no lo hace nada mal, caracterizando al personaje con actitudes bruscas y burlonas, todo un sobreviviente que ya no cree en la esperanza y prefiere abrir fuego antes de hablar. Aparte aunque me duela admitirlo, Heston tiene un carisma muy contagioso que crea momentos divertidos para contrarrestar la depresión general que sufre el personaje, siempre tan agobiado y hostil. Considerado como el último vestigio de una raza defectuosa que trajo pena sobre los demás, Neville es hostigado todas las noches por los albinos encapuchados con aquel famoso llamado “Neville, come out!” por suerte tiene la tecnología a la mano superando fácilmente una catapulta con un rifle automático de mira infrarroja.

También se irán descubriendo otros personajes como una afroamericana llamada Lisa (la Eva de color) y su grupo de niños abandonados que presentan una resistencia metabólica a la influencia del virus, representando obviamente que el futuro del planeta está en los más jóvenes. No olvidemos a los miembros de “La Familia” una especie de sátira a los grupos religiosos extremistas o fanáticos que están en contra de la tecnología y los avances científicos. Por lo tanto niegan la razón y el entendimiento, ya que consideran que eso llevó al hombre a su destrucción. Queman libros, tienen “misas”, su líder es un payaso llamado Matthias, al que todos siguen y adoran como si fuera un Mesías. Tal vez sea mi imaginación, pero esto puede ser una denuncia a fanatismos estúpidos como el Ku Klux Klan o los nazis. 

Los parecidos con la novela son mínimos, de hecho The Omega Man está muy lejos de ser una adaptación fiel como fue The Last Man on Earth. Muchos la acusan de aprovecharse de la historia sólo para hacer una película de acción y no de terror, pero tiene muchos puntos a su favor como por ejemplo todos los mensajes de paz, pues se hizo después de los sesenta casi a finales de la guerra de Vietnam, podemos ver una escena al principio en la que Neville entra a un cine abandonado a ver Woodstock una y otra vez hasta aprendérsela de memoria, centrándose en los mensajes de paz y unión que daban los hippies. Esto es extraño porque tiempo después Chartlon Heston se volvió presidente de la NRA (National Rifle Association) expresándose fuertemente contra temas como la migración. Qué contradicción ¿no?

Los escenarios son posiblemente lo mejor de la película (junto con aquel mensaje de paz y amor). Antes de 28 Days Later o Night of the Comet, las calles de Los Angeles yacían totalmente vacías, pero digo ¡VACÍAS! Hay muchas escenas y secuencias que toman lugar en plena calle, con periódicos y basura recorriendo las inhabitadas aceras, automóviles volcados totalmente inservibles y oxidados, impecables cadáveres podridos, con el silencio que sólo es interrumpido por el viento soplando. Es algo admirable, pues hoy en día con una computadora eres capaz de eliminar todo y hacer una calle desolada sin complicaciones, pero antes no había esa tecnología, todo debía construirse y los sets estaban hechos con dedicación, específicamente para crear esos ambientes de miedo y desolación que ahora se han perdido.

No entiendo porque le hacen el feo a una película como ésta. Lejos de ser adaptación de la novela, funciona particularmente bien sobretodo al crear esas atmósferas de demencia  e incertidumbre. Cada personaje tiene un objetivo en la historia y todo transcurre como en una cinta de acción, pero hay algo más, un mensaje de cómo nos podemos autodestruir para después arrepentirnos cuando ya es demasiado tarde y no nos queda más que lidiar con los errores del pasado. A los fanáticos del cine viejito de acción, a los que gustan de la ciencia ficción con significado y a los que aceptan películas con dosis leves de terror, les encantará The Omega Man, pues tiene el balance perfecto entre esos tres géneros y es un viaje de identificaciones nostálgicas no solo en el aspecto cinematográfico, sino en el aspecto humano, como también experimentamos en Planet of the Apes o Soylent Green. Eso es lo bonito de la ciencia ficción, que nos pongan una situación distante para invitarnos a tomar control sobre el presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: