Ringu


Esta entrada NO es de la versión estadounidense The Ring, aunque no tenemos nada contra ella y también nos gustó mucho, preferimos reseñar la fuente original que con tan pocos recursos permanece como un clásico en una década donde los “clásicos” estaban en peligro de extinción o eran muy difíciles de encontrar. Está peliculilla sobresalió con honores y levantó una ola de entusiasmo para futuras producciones que tal vez podrían considerarse un nuevo subgénero en desarrollo.

Cuando ves Ringu te das cuenta del porque una compañía norteamericana le tomó interés, la rehizo y la estrenó en cines comerciales alrededor del globo. Es un cuento de terror multimedia (ja) que funciona de maravilla en los escenarios contemporáneos como las grandes ciudades, alejando la tendencia de lugares embrujados, pero, al mismo tiempo retomándola por las raíces en un balance increíble que enfrenta lo moderno contra lo antiguo, la científico contra lo sobrenatural y le da al choteadísimo “mal” una identidad trascendental y destructiva.

De hecho la versión gringa no debería ser tan parecida a la original, pues existe una novela como antecesora escrita por Kôji Suzuki y supuestamente inspirada en aquél clásico llamado Poltergeist de Tobe Hooper. La persona detrás de la cámara es Hideo Nakata quien dirigió una secuela a la original y también al remake, aparte de escribir y realizar otra famosa historia japonesa de fantasmas; Honogurai mizu no soko kara mejor conocida como Dark Water, de la cual también hubo un remake americano.

La industria japonesa nunca ha estado alejada del cine de terror. Hoy en día es una de las que más películas producen bajo una etiqueta propia, original, que mezcla el folklore y la cultura tradicional del país con historias sangrientas, en muchas ocasiones explicitas que desafían al género de terror en sus días agonizantes donde las producciones son cada vez más escasas en cuanto a calidad, estructura y obviamente buen horror. Ringu provocó una especie de avalancha a finales de los noventa (la película se estrenó en 1998, aproximadamente) a inicios de la nueva década, el terror japonés se propulsó drásticamente con títulos como Gin gwai (The Eye) o Ju-on: The Grudge o Koroshiya 1 (Ichi the Killer) todas, curiosamente llamaron la atención de los ávidos aficionados de un género agonizante. Por desgracia también llamaron la atención de la industria gringa que disparó un montón de remakes y adaptaciones, pero me atrevo a decir, que Ringu fue la gota que derramó ese vaso, no me malinterpreten, no soy un gran FAN del terror japonés, pero hasta ahora los resultados son frescos y sorprendentes.

Si ya vieron la versión gringa vale la pena darle una ojeada a la original. La trama es más o menos la misma (a grandes rasgos) y no quiero aburrirlos contándola, pero si alguien no ha tenido la oportunidad de ver alguna de las dos, ahí les va.
La atención de una joven periodista es atrapada por un relato urbano acerca de un supuesto video maldito que causa la muerte de aquellos que lo ven. Después de las misteriosas muertes de algunos adolescentes, Reiko Asakawa (la periodista curiosa) decide buscar el mentado video, y cuando finalmente tiene la oportunidad de verlo, se da cuenta que los rumores son ciertos y tiene una semana para morir, o bien para descubrir el misterio y poder salvarse. Unirá fuerzas con Ryuji Takayama (su ex-esposo) para encarar un desagradable cuento de terror convertido en realidad. Una verdadera carrera contra el tiempo. El video es uno de los aspectos más famosos de este film e incluso la gente que no ha visto la película sabe de su existencia lo que convierte la historia en algo casi real, como hizo Wes Craven con A Nightmare on Elm Street, rebasando las fronteras de la película.

Ringu es de esas películas que no te permiten descuidar la mirada o perder detalle de algo. Siempre cuenta con elementos para llamar tu atención o envolverte en situaciones inquietantes. Pocas películas han tenido tanto éxito en el manejo de estas técnicas, sobretodo a partir de los noventa donde las historias de fantasmas estaban casi olvidadas o de plano ya no podían reinventarse. El director hizo un trabajo magnifico al ir marcando el paso de los días para la muerte de la protagonista, una desesperada carrera contra el reloj en la cual el espectador tiene participación plena buscando junto con los personajes. Es una historia llena de pistas e imaginación, como fue Saw en el 2004.

Para mi mala fortuna, en el año 2002 no estaba al tanto de una película japonesa de terror llamada Ringu, así que caí ingenuamente bajo la idea de que The Ring era una película nueva. Sí. Vi primero el remake, pero creo que tuvo un lado positivo, pues como mucha gente, me entere de la existencia de la original y cuando la vi me gustó mucho más que la versión gringa ¡pero bueno, no estamos hablando de esa versión! No quiero contar la película ni nada, pero créanme que tiene un potencial enrome para asustar, de hecho es una de las películas de terror más famosas, y lo tiene totalmente justificado porque provoca varias reacciones que van desde los brincos sorpresivos hasta las atmósferas inquietantes (como aquella famosa escena al final) que se prolongan y se prolongan para después terminar con algo inesperado.

Su certeza fue tal en aquella época y en su país, que no sólo se manifestó con entusiasmo y respeto, sino con copias y plagios, como toda buena película de terror que llega a imponer para que enormes filas de títulos traten de igualar su nivel o colarse del éxito. Ringu vino para quedarse y establecer algunos clichés que en la actualidad son indispensables y casi necesarios para atraer personas a las salas. Tales como la niña siniestra, las llamadas telefónicas, los espectros femeninos, las imágenes bizarras acompañadas de ruiditos desconcertantes, etc. ¡AH! Y olvidaba mencionar el cabello.

Japón es uno de los países con mayor preservación de su cultura antigua. Se refleja en la mayoría de los aspectos sociales del país como las tradiciones y costumbres. Por otro lado es una nación de alto desarrollo tecnológico, los avances se dan con regularidad pero existe un balance entre lo antiguo y lo moderno. Esto se ve claramente en Ringu, que demuestra en la trama como una leyenda puede sobrevivir a los cambios del tiempo y desarrollarse para seguir prevaleciendo por los medios que sean necesarios. Ya después se darían variaciones con teléfonos celulares, operaciones, transplantes y demás comodidades de la sociedad moderna japonesa, que de alguna manera se convierten en armas de doble filo.

A pesar de la fama sangrienta que tienen los films japoneses, Ringu es un ejemplo que no necesita ser explicito para asustar. Parte de su efectividad recae en el empleo de ciertas imágenes perturbadoras pero no en el sentido violento, sino como una película de David Lynch; rompecabezas sin aparente sentido que crean una incertidumbre terrorífica jugando con el escepticismo del espectador que trata de relacionar todo para entenderlo. Las actuaciones van de acuerdo con la trama así como la música, los efectos especiales y todo en general. Esto es un ejemplo de cómo coordinarse para contar una historia de terror sin más ni menos para poder crear algo inolvidable, tan inolvidable que tendrás precauciones extras con tu televisor durante algunos días🙂 funciona de maravilla para aquellos que gustan del cine de terror de todo tipo y sin restricciones, sin pedir mucho puedes obtener de más, Ringu se ha convertido en uno de los últimos clásicos del terror y ha calificado para ser recordada por siempre al lado de otras grandes historias. Garantizo que les quitará el sueño por un rato.

Recuerda recomendar esta película para que más y más gente mire el video maldito.

Una respuesta to “Ringu”

  1. YO, YA VI LA VERSION ESTADOUNIDENSE QUE TIENE OTRO NOMBRE QUE ES ´´EL ARO´´ Y ME GUSTO MAS QUE LA VERSION CHINA . POR QUE ESTA MEJOR LA TRAMA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: