The Day of the Triffids


¿Qué puede ser más aterrador que quedarse ciego y ser acechado por plantas carnívoras gigantes? Pregúntenselo a los protagonistas de uno de los clásicos de ciencia ficción más subestimado y menos recordado de los sesenta, caracterizado por detalles que la distinguen como una producción inglesa al estilo de The Abominable Dr. Phibes o The Earth Dies Screaming. Esta película empieza muy, muy bien para después perder el ritmo y apresurarse hacia el final, pero a pesar de eso logra entretenerte, ya que se trata de otra película apocalíptica libre de molestos humanos, con tomas absolutamente increíbles de un mundo deshabitado, después claramente retomadas por películas como 28 Days Later, Night of the Comet e incluso Night of the Living Dead.

La palabra pánico es el mejor sustantivo para describir los primeros momentos de The Day of the Triffids. Logra de manera magnifica impregnar el pesimismo apocalíptico al espectador, quien observa como sin mas remedio la sociedad se tambalea (con drásticos ejemplos), pero antes de entrar en esos temas, expliquemos de que trata la cinta.
La población terrestre se prepara para presenciar un espectáculo único que tal vez tarde miles de años en repetirse. Se trata de una lluvia de meteoritos que ilumina el cielo con vividos colores durante toda una noche. Al día siguiente todos aquellos que presenciaron las luces producidas por los meteoros han quedado en estado permanente de ceguera, y para acabarla de chingar, los meteoros trajeron consigo una extraña espora que provoca una mutación vegetal que se alimenta de seres humanos.

La historia se divide simultáneamente en dos partes. La primera cuenta la historia de un soldado de la marina norteamericana en Londres, quien se salvó de ver los meteoros debido a una operación. Tras recuperarse de los ojos se da cuenta que todos en Londres han perdido la vista, a excepción de una inteligente e independiente niña que se le une para viajar a Francia y a España encontrándose con más supervivientes para buscar una posible salvación. La segunda parte narra la historia de dos biólogos aislados en un faro realizando investigaciones. Pronto, al descubrir la catástrofe de los trífidos, la pareja se empeñara en encontrar una solución para acabar con las maléficas plantas. Las historias no tienen nada que ver entre sí, simplemente se desarrollan independientemente y aunque eso no tiene nada de malo y explica ciertos aspectos de la trama, puede llegar a confundir al espectador.

Súbitamente el planeta entra en caos debido a la epidemia de ceguedad, la escena de los dos protagonistas escuchando el radio del barco pasando las frecuencias de emergencia de Paris, Japón, Estados Unidos nos resumen que el mundo en general se ha ido al carajo de una manera impresionante. Las transmisiones de emergencia son la única forma de enterarse de la devastación. Hay una escena en la que un grupo de sobrevivientes recuperan la energía eléctrica y tontamente piensan que todo ha regresado a la normalidad, pero NO, sólo es una ilusión. O aquella parte en la que la joven bióloga dice: “escuchar esas transmisiones es como escuchar el fin del mundo” en si, es una película pesimista que perderá ese gran sabor conforme se desarrolla la trama.

El aprovechamiento de los efectos especiales es sorprendente considerando el año de la cinta y se puede apreciar en el choque del tren cuando llega a la estación o las ciudades enteras en llamas o el avión piloteado por ciegos que se estrella contra los muelles o los ejércitos de trífidos asolando el refugio de los humanos. Tal como pasó en The Omega Man, aquí los escenarios de destrucción, las calles vacías, los improvisados refugios y demás señales visuales que indican la destrucción del planeta, se llevan totalmente la película ayudando a crear una atmósfera desolada y desesperanzadora como no se había visto en aquellos años, en los que las películas de ciencia ficción eran mayoritariamente gringas.

Los trífidos son los encargados de hacer al público gritar y aunque tal vez no lo consigan con algunos espectadores, son uno de los monstruos más extraños que se han visto en la pantalla. Parecerían una especie de palmera con una extraña flor al final del tallo, avanzan empleando sus raíces como si fueran tentáculos, crecen con rapidez en cualquier tipo de suelo desarrollándose en la tierra para después emerger. Aparte cuentan con la desagradable capacidad de regenerarse incluso cuando están cortados a la mitad y sus volátiles esporas se propagan rápidamente con la ayuda de los vientos. También los vemos escupir una especie de veneno verdoso que intoxica a sus víctimas, pero nunca se explica de qué se trata. Estas plantas asesinas son lo mejor de la cinta, siempre que escuchamos su peculiar sonido significa que habrá problemas ya que son casi indestructibles y muestran sensibilidad a los sonidos como esos simpáticos gusanos carnívoros en Tremors.

El problema con The Day of the Triffids (aparte del héroe norteamericano que siempre tiene solución e ingenio para resolver cualquier situación) es la desigualdad en el ritmo y la trama. Empieza muy bien como ya mencioné, pero poco a poco se alenta, se repite y las cosas dejan de ser llamativas como en las primeras escenas. Aunque cada vez que se escucha ese peculiar sonido que emiten los trífidos, el ritmo vuelve a transformarse para después desacelerarse nuevamente. El final tampoco fue de lo mejor, y aunque me muero de ganas por quejarme de él, no lo voy a contar y dejaré que cada quien lo interprete a su manera. A pesar del título, los trífidos apenas aparecen en la pantalla lo cual me disgustó un poco porque esperaba más interacción, supongo que no alcanzaba el presupuesto. Las actuaciones son típicas dentro del cine de género y no se necesita ninguna aportación por parte de los actores, a excepción de Susan, la niña inglesa que se une al marino y demuestra ser más inteligente que cualquier adulto aún vivo.

Está basada en una novela de ciencia ficción bajo el mismo título. No la he leído, pero las malas lenguas se quejan de la infiel adaptación cinematográfica, ya que al parecer, los ciegos tienen una espeluznante participación en el libro, algo que queda ausente en la película. Sea una mala adaptación o no (lo sabré cuando lea la novela), a pesar de la desigualdad de la trama, lo tedioso de algunas escenas y el final más ambiguo que nada, The Day of the Triffids debería ser vista por todos los fanáticos y aficionados del cine de terror que empezaba a evolucionar en 1962 después de la ola cincuentera. Ninguna película que haya visto se le parece, tiene algo que la hace única y divertida (aunque se raje a veces) califica en este blog porque produce una nostalgia acogedora y va más allá de ser una B movie o una Midnight Movie. Por desgracia, no existe mucha euforia alrededor de este pequeño clásico, pero algunas películas prevalecen mejor sin ser descubiertas, creo que es el caso de The Day of the Triffids, que permanece esperando a que todos la descubramos, en mi opinión, así conserva mucho más su esencia y dignidad. ¡Larga vida a esta película!

3 comentarios to “The Day of the Triffids”

  1. Crapman Says:

    holy molly!

  2. Puedo advertir de antemano a los interesados, que la novela es MUUUUY distinta a la película. Pero igual de recomendable🙂

  3. hola bloggers yo era nino cuando vi esta pelicula y la verdad no me acordaba del titulo hasta que se me ocurrio googolear la trama ,y voila e qui la,pense por un momento que habia sido m i imaginacion de ninez el recuerdo de esa pelicula,pero me sorprende que en estos dias de remakes no hayan vuelto hacer esta historia tan interesante,para tiempos tan apocalipticos que vivimos ,me parece una joya del genero aunque no muchos de mis amigos se acuerden de esta cinta en mi juventud me parecio magica ,eso es el cine magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: