Eye of the Devil


Escrito por: Sally Polanski

El manejo del satanismo en el cine es de lo más común. Hoy en día, se puede decir que incluso se ha abusado de este tema, llegando a pervertirlo. Sin embargo su trabajo inicial es bastante respetado y fue trabajado por grandes autores. Una de las cintas que pasó desapercibida en su época y fue duramente criticada es “El Ojo del Diablo” (Eye of the Devil, 1966), protagonizada por cinco maravillosos actores que hoy han desaparecido: Deborah Kerr, David Niven, David Hemmings, Donald Pleasence y Sharon Tate.

Retomando la idea inicial, se puede decir que el cine sobre satanismo, inicia con la tradición de brujería (en muchos casos, ambos temas van de la mano). HAXAN, una cinta alemana de 1922, en la cual se habla de la brujería, sin dar una gran explicación, sino mostrando imágenes sorprendentes, como manifestaciones de Satanás y haciendo alusiones a la adoración de este ser por parte de las llamadas “brujas”, es un gran ejemplo de los inicios de este subgénero. Sin embargo, no fue hasta finales de los cuarenta que el tema del diablo se pudo tratar de forma más abierta (ya pasada la Segunda Guerra Mundial). Al decir esto, no digo que no se hablara de satanismo, sino que no se hacía de manera directa. 

eye_01

Es cuando a partir de los cincuenta aparecen filmes como Night of the Demon (1958) del versátil Jacques Tourneur, Black Sunday (1960), del maestro Mario Bava o The Masque of the Red Death (1964), del gran Roger Corman. Es por eso, que con la fiebre sesentera por ahondar en el tema, el director J. Lee Thompson, crea Eye of the Devil, basándose en la novela Day of the Arrow, de Philip Loraine. En el filme, asistimos a la vida de Philippe de Montfaucon (interpretado por Niven), una especie de aristócrata inglés, quien repentinamente debe viajar al pueblo donde nació, debido a una mala cosecha que afecta a toda la población.

Su esposa, Catherine (interpretada por Kerr), se muestra preocupada por el repentino cambio en la actitud de su esposo, por lo cual lo sigue llevándose consigo a sus pequeños. Antoinette y Jacques, ya el que el niño se pone misteriosamente mal sin su padre. Al llegar al extraño pueblo, Catherine conocerá a los hermanos de Caray, la bella Odile (Sharon Tate) y el asesino de palomas, Christian (David Hemmings). Ambos la asustarán, como también lo hará, la extraña actitud de su esposo y del cura del lugar, Dominic (el gran Pleasence). Las sospechas de Catherine irán hacia la participación de su esposo en rituales dedicados al diablo, y la confirmación de ésta, la llevara a vivir pesadillas extrañas y persecuciones macabras, que culminarán en tragedia.

eye_02

Bien se dice que al pueblo lo que el pueblo pida, y creo que este dicho se cumple a la perfección en el filme. Si bien, puede que en algunos momentos la idea del diablo queda de lado (sólo se nos muestran escenas de los rituales, el medallón de Odile que da nombre a la cinta, y la idea de los doce monjes que más la víctima forman el cabalístico, número trece), la película cumple su propósito a la perfección: nos habla de las tradiciones arraigadas en los antiguos pueblos, sobre todo de Inglaterra, donde el culto al diablo como parte cotidiana de la vida, es de lo más común. En este caso, se rescata la idea del sacrificio humano para salvar las cosechas.

Con esto no quiero decir que el filme sea lo mejor que se ha hecho en satanismo, de hecho queda muy debajo de cintas como Rosemary´s Baby (1968, curiosamente de Roman Polanski, quien fuera esposo de Sharon Tate antes de su trágica muerte), The Exorcist (1973, William Friedkin) o The Omen (1976, Richard Donner), sin embargo, rescata la idea popular del culto al diablo, con imágenes sorprendentes y demostrando, con los personajes de Hemmings y Tate, que la belleza siempre lleva escondida maldad.

Aunque el filme exagera en el uso de flashbacks ya vistos para explicar las situaciones (por ejemplo, vemos como diez veces la imagen de Christian apuntando con su arco), también la presencia de Niven es casi imperceptible, cuando él y Kerr eran las estrellas del filme, por otra parte, tanto Tate como Hemmings, pasan casi desapercibidos y sus líneas son demasiado solemnes, lo cual termina por afectar sus interpretaciones, sobre todo la de Tate, quien a pesar de todo, da una buena actuación si la comparamos con su trabajo en Valley of the Dolls (1967).

eye_03

Otros errores recaen en el trabajo de edición rápida, el cual es demasiado y el espectador puede llegar a perderse de algunas imágenes, que pudieran interesarle. Por otro lado, Deborah Kerr, quien desde mi punto de vista fue una gran actriz, repite la interpretación que realizó en esa tenebrosa película de fantasmas llamada The Innocents (1961, Jack Clayton), sólo que en este caso no desea salvar a los niños, lo cual será el mayor error de su personaje.

Bueno, sí, afrontémoslo, esta no es la mejor película hablando del tema satanismo, pero creo que fue de las primeras en mostrarlo de forma más abierta y manejando simples imágenes o simbolismos para crear miedo, lo cual en algunos momentos consigue, y muy bien, y tiene escenas memorables como el hipnotismo de Tate a Kerr y cuando su personaje, Catherine es  atacada por unos monjes demoníacos. Por lo tanto, se le debe dar más mérito, y debe ser vista, por cualquier fanático no sólo de este subgénero del terror, sino de todo el cine de terror en general. Por otra parte, se me hace curioso que los actores principales del filme ya no estén vivos (y no lo expreso en un sentido morboso), siendo la muerte de la hermosa y dulce Sharon Tate (de quien me declaro fan incondicional), la más triste y trágica.

Eye of the Devil, hace honor a su nombre al mostrarnos el mundo detrás de los ojos del diablo y que poderosos éstos pueden llegar a ser. El miedo siempre comienza con una sospecha, pasa a lo psicológico, para que, justo en el momento en el cual creemos haber enloquecido, nos demos cuenta de que todos nuestros temores eran ciertos. Esto lo demuestra muy bien esta cinta, la cual recomiendo reverse y revalorarse. Por cierto, el final logra salvar todos los fallos del filme, ¡buenísimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: