Archivo para febrero, 2009

An American Werewolf in London

Posted in Terror de Género on febrero 5, 2009 by alienzombie

Recientemente habíamos bloggeado sobre la mítica cinta de Joe Dante que giró el mundo del terror en cuanto a hombres lobo y efectos especiales. Curiosamente ese mismo año Universal produjo otro film del mismo calibre sobre el mismo tema, pero bajo una visión distinta que la distingue por completo de su contrincante. Saben que me refiero a una cinta que mezcla humor con terror y fantasía que fue copiada durante toda la década e influenció indirectamente a muchísimos títulos. Creó junto con The Howling a los licántropos modernos (en el cine pues). Una divertida parodia/homenaje al cine de terror.

John Landis es un famoso director que es considerado un maestro del terror sólo por filmar esta película. Sus otros filmes pertenecen al género de comedia y sus películas de terror son escasas y de tono bromista. Sus películas más famosas son Animal House, The Blues Brothers, Into the Night, ¡Three Amigos! Y el memorable videoclip de Michael Jackson, Thriller. Su trabajo es ingenioso y entretenido. En 1973 filmó Schlock, lo que supuestamente sería su introducción en el cine de género y terminó como una parodia a este.

Siendo un devoto seguidor de las películas de monstruos cincuenteras y de la Universal. John Landis escribió el argumento para An American Werewolf in London, película que también acabó dirigiendo y que hoy es considerada como un clásico de principios de los ochenta. Pocas películas explotan el tema de la licantropía como esta, porque además lo combina con comedia romántica, thriller, farsa y por supuesto, gore. Un montón de elementos que pueden llevarse bien si las dosis son correctas (Shaun of the Dead es otro gran ejemplo de esta tendencia).

La historia se le ocurrió a Landis mientras trabajaba como asistente de producción en Yugoslavia para el filme Kelly’s Heroes. Aparentemente fue testigo junto con otros miembros del equipo, de cómo un grupo de gitanos practicaban rituales en un hombre para que al ser enterrado no se levantara de entre los muertos. El guión que escribió estuvo guardado durante muchos años, y fue gracias a la fama de sus primeras películas que pudo conseguir los fondos.

amer_01

David y Jack son dos jóvenes americanos de tour por Europa que terminan visitando los desolados páramos en una remota y rural zona de Inglaterra (mejor conocida como East Proctor). En medio de la noche toman refugio en un bar local donde no son bien recibidos y se ven obligados a deambular por los páramos en busca de un lugar donde pasar la noche, pese a las advertencias de los lugareños. Los jóvenes se pierden y son atacados por un salvaje animal peludo que da muerte a Jack y deja a David gravemente herido.

David es enviado a un hospital de Londres donde comienza a recuperarse (y relacionarse con Alex, una enfermera británica). Sin embargo, conforme recobra la memoria, va perdiendo la razón debido a extraños sueños y visiones que lo hacen dudar sobre el ser que realmente lo atacó. Las sospechas de David se volverán una realidad cuando Jack regrese de entre los muertos para advertirle que fue atacado por un hombre lobo, y por lo tanto se convertirá en uno, la próxima luna llena.

Esta es una de mis películas favoritas desde que era niño. Todo en ella es divertido, desde la descarada burla de John Landis a la sociedad Inglesa hasta aquel perro infernal en el que se convierte David. Es difícil resaltar los puntos buenos e ingeniosos de la cinta porque son demasiados, así que trataré de ser breve y directo.

El cast cuenta con David Naughton en el papel de David. Por más raro que se me haga, he visto a David en muy pocas películas, pero su filmografía es extensa y su papel en este filme es excepcional. Jack, el amigo zombie es Griffin Dunne (After Hours), un personaje indispensable para la historia. La sexy enfermera Alex es Jenny Agutter, una excelente interprete Inglesa que algunos recordarán por Logan’s Run o Child’s Play 2. Y por último me gustaría mencionar a Brian Glover, un versátil y esplendido actor inglés que tuve la oportunidad de ver en películas de género como Alien³, The Company of Wolves y Jabberwocky.

amer_02

Los efectos especiales estuvieron a cargo de Rick Baker, uno de los monstruos mejores pagados cuando se trata de ilusiones ópticas. Baker estaba trabajando con Rob Bottin en The Howling, cuando recibió el llamado de su amigo John Landis con quien había trabajado en Shlock. Landis quería un hombre lobo sin precedentes que mostrará todo lo que se quedó a la imaginación en películas como The Wolf Man, Werewolf of London o The Curse of the Werewolf.

En esa época estaba de moda trabajar con látex y KY Jelly (un lubricante). Baker tomó todos los modelos posibles de la anatomía de David Naughton, fue un proceso complicado que llevaba días aplicar para conseguir unos cuantos segundos en pantalla. Sin embargo, los efectos de la transformación son de los mejor logrados en la historia de los FX, tanto que se ganaron un Oscar a mejor maquillaje en 1982, una categoría que prácticamente fue inaugurada con este filme. El hombre lobo en estado completo es una horrenda bestia infernal inspirada en el perro de Baker.

John Landis llenó su película de homenajes a viejas cintas de licántropos, aparte de poner sus chuscas y en ese entonces, inusuales escenas de sexo. Las escenas gore van en algunas ocasiones acompañadas de humor, según Landis, su influencia principal viene de Monty Python. Algunos espectadores se quejan de la mezcla entre terror humor, ya que el filme alcanza momentos de terror y suspenso muy altos para después rematarlos con una broma o un gag. Otros argumentan que fue para nivelar y confundir las emociones en el espectador.

La producción terminó siendo Inglesa y Estadounidense. Las locaciones tomaron lugar en diversas partes de Inglaterra. Universal terminó distribuyendo el filme, que gozó de un buen recibimiento del público y críticas mixtas. En 1997 se filmaría una secuela poco fiel a la original que exageraba las cantidades de humor y terror. An American Werewolf in Paris es la historia de Andy, quien en Paris es infectado por un hombre lobo. La relación aquí (según los fans) es que Julie Delpy interpreta a la supuesta hija-lobo de Alex y David.

amer_03

En cintas como Ginger Snaps y The Company of Wolves se representan los cambios de la adolescencia por medio de licántropos, mientras que en The Howling lo relacionan más con el instinto asesino y sexual del hombre. En An American Werewolf in London se mezclan estos dos aspectos. Según Landis, la adolescencia es un proceso de licantropía en el que te salen pelos por doquier y una extraña urgencia animal te posee. Esta es de las primeras cintas donde el infectado por “la maldición” es un joven con el que la audiencia se puede identificar. Le da un tono graciosa a la cinta, pero también dramático.

En conclusión, este filme es uno de los más divertidos y aterradores de los ochenta, lo cual es curioso porque estos dos géneros se mezclarían en un sin fin de producciones de la época, la mayoría terminando en desastres ridículos y olvidables. Pero el film de Landis siempre se mantendrá sobre todos, como uno de los pioneros en triunfar con esta choteada mezcla. Aparte es una pieza importantísima del género de terror moderno y las escasas películas de hombres lobo. Es tan famosa que luego la pasan en la tele, y si no la recuerdas de tu niñez, seguramente vives en Marte. El DVD está en zona 1 y 4, es facilísimo conseguirlo a rentarlo. Todo un clásico nostálgico.

Anuncios

Basket Case

Posted in Terror de Autor on febrero 5, 2009 by alienzombie

What’s in the basket?

Frank Henenlotter es uno de los nombres más reconocidos en la marea gore de los ochenta. Este escritor y director neoyorquino es recordado por sus extrañas películas tales como Brain Damage, Frankenhooker, la reciente Bad Biology y una trilogía de filmes que serían prácticamente la cuna de su éxito; la saga de Basket Case, películas de cultísimo adoradas por fanáticos alrededor del mundo que mezclaban gore, terror y un humor bizarro.

Basket Case fue su debut como director y escritor. Un filme independiente de terror que homenajeaba al padrino del gore Herschell Gordon Lewis. El homenaje era total en todos los sentidos, en la pobre iluminación, los malos intérpretes, efectos especiales baratos, ningún set construido, pero mucha, mucha sangre, tripas, desmembramientos y rostros rebanados, aparte de diversión y personajes inusuales para un film de explotación, sin contar la trama que a pesar de su simpleza denota imaginación y originalidad.

Duane Bradley acaba de llegar a Nueva York sin ningún equipaje más que un fajo de dólares y una enorme canasta que siempre lleva a todas partes. Se hospeda en un pequeño hotel donde conoce a algunos de los extraños inquilinos. Duane (con todo y su canasta) visita al Dr. Harold Needleman donde conoce a una guapa recepcionista, Sharon. Sin embargo Needleman es brutalmente asesinado a la siguiente noche.

basket_01

Resulta que Needleman junto con otros doctores, participaron en una operación clandestina para separar a Duane de su hermano siamés deforme “Belial” contra sus voluntades. La operación fue un éxito y los doctores dieron a Belial por muerto, pero sólo se hizo más fuerte y ahora busca junto con su hermano a los responsables de separarlos. Sin embargo, las cosas se complicarán con Sharon, quien se enamora de Duane amenazando con separar nuevamente a los apegados hermanos.

La trama me recuerda un poco a The Abominable Dr. Phibes por el afán de vengarse de los doctores e ir matándolos uno a uno por sus errores en la mesa de operación. Belial el hermano deforme tiene una pequeña resemblanza con la criatura de It’s Alive y toda la película parecería estar hecha en los escenarios usados por Herschell Gordon Lewis. Películas posteriores demostraran un humor similar como Braindead de Peter Jackson. También recuerda un poco a las obras de fenómenos de Todd Browning como Freaks y The Unknown donde los humanos corrompen a los desfigurados.

Si sus elementos se han repetido en tantas películas ¿qué hace a Basket Case tan entretenida, divertida y al mismo tiempo perturbadora? Tal vez parte de la ironía recaiga en la enferma relación de los hermanos. Mientras que Duane es un chico adorable, delgado, amable e ingenuo, su hermano Belial es totalmente lo contrario; compulsivo, destructor, celoso, pero al mismo tiempo necesita de su hermano para no sentirse solo, pues siempre ha sido su único amigo.

basket_02

Los personajes también representan algo extraño y ajeno a la relación de los hermanos que han vivido casi toda su vida encerrados y aislados del resto de la civilización. De manera graciosa y obscura, Henenlotter expone como las personas comunes y corrientes pueden ser igual de freaks que un deforme o un inadaptado. Todos los personajes están solos, buscan relacionarse con alguien o tienen deseos frívolos. Resulta irónico que los deformes sean los que tienen relaciones más humanas con sus congéneres (obviamente no se expone tan crudamente como en Freaks).

El gore es simplemente de lo más divertido. Para una película de principios de los ochenta, los efectos parecen de una producción setentera, como aquellas escenas en las que Belial escapa de su canasta y camina por el cuarto de hotel en stopmotion. La sangre brota constantemente en esta película con escenas de personas partidas a la mitad, desfiguraciones, arrancamiento de vísceras, etc, siempre que Belial hace de las suyas, sus víctimas no terminan en estados muy agradables. Una de las escenas finales dejará al espectador ordinario con la boca abierta, y aunque toda la película tiene escenas inesperadas y extrañas, la última es posiblemente la mejor recordada. Tanto fue su impacto que el equipo de filmación abandonó el “set” cuando se filmó.

El humor también es divertido pero pobremente ejecutado, sobretodo por parte de Sharon, interpretada por Terri Susan Smith en lo que sería su primer y único papel en una película (las malas lenguas dicen que ahora es consejera de parejas y guía espiritual). Kevin Van Hentenryck es el responsable de interpretar a Duane, no sólo en esta entrega, sino en las tres partes de la serie. También hace un breve cameo en Brain Damage como el hombre con la canasta.

basket_03

Como todo filme independiente, tuvo sus broncas. Al parecer Henenlotter no contaba con el equipo suficiente, así que muchos de los créditos son falsos. Muchas escenas se filmaron sin permisos de manera clandestina (como debe ser, en mi opinión). Se intentó distribuir la película como una comedia y se cortaron muchas de las escenas gore, eventualmente añadidas en la versión Uncut. El fajo de billetes que carga Duane era supuestamente el dinero de producción del que disponía Henenlotter para hacer la película.

La respuesta del público a la película fue moderada al principio, pero fue ganando su fama hasta convertirse en objeto de culto de grandes ligas como las series de Phantasm, Evil Dead o Re-Animator. En 1990 Basket Case 2 refrescaría las memorias de los aficionados para más tarde completarse con Basket Case 3: The Progeny. No he tenido oportunidad de ver las secuelas, pero las buenas lenguas auguran más diversión, más deformes y más gore, por lo tanto esperen una reseña completa de esta trilogía.

Con todo y sus errores y la manera amateur en la que está filmada, Basket Case es una midnight movie por excelencia que nadie debería tomarse en serio. Algunas personas la detestan porque los hace sentir incómodos, y en efecto, no es para todos, la recomiendo para personas acostumbradas a este tipo de filmes y definitivamente NO para menores de edad. Una vez más, un realizador nos demuestra su amor por determinado tipo de cine al que todos le hacen el feo. Un homenaje que por su cuenta ha creado una nueva generación de aficionados al cine gore y si gustas de este género, es indispensable que consigas Basket Case, disponible en DVD por Something Weird Video, compañía dedicada a rescatar películas extrañas donde trabaja el mismo Henenlotter.

The Resurrected

Posted in Terror de Género on febrero 5, 2009 by alienzombie

La literatura de terror se ha ido perdiendo conforme las producciones crean imágenes increíbles que no dejan nada a la imaginación del espectador. Esto se debe en parte, al desarrollo exagerado de los efectos especiales sobretodo los llamados CGI (imágenes generadas por computadora) con los cuales es un trabajo sencillo crear a los monstruos más desagradables o los ambientes menos imaginados.

Sin embargo, siempre se puede notar una película por el factor literario; el guión, aquel que es la estructura ósea del filme y que a veces no necesita efectos para crear un monstruo o una atmósfera. En este caso, la literatura de terror sigue vigente aunque cada vez es más escasa. A pesar de todo, las ideas se agotan y los realizadores recurren cada vez más a la literatura para encontrar fuentes frescas.

Uno de los autores más citados y que goza de mayor fama por sus escritos es H. P. Lovecraft, el genio de Providence que escribió un sin fin de relatos y cuentos ambientados en lugares inimaginables rodeados de seres indescriptibles. Pero a pesar de su reconocimiento como uno de los autores más demenciales e imaginativos, sus adaptaciones a la pantalla grande han sido pocas, y en muchos casos fallidas, tal vez nadie puede captar el sentimiento de sus escritos, pero existen algunos títulos que lo hacen satisfactoriamente, The Resurrected es uno de ellos.

Podría decirse que Lovecraft se puso de moda cuando en 1985 Stuart Gordon adaptó Re-Animator, después de este film, las colaboraciones entre Gordon y el ya mencionado Yuzna se basarían mayoritariamente en escritos del autor. Anteriormente, Roger Corman también basó sus filmes en relatos de Lovecraft y Egar Allan Poe (The Haunted Palace). John Carpenter homenajearía al autor en su genial In the Mouth of Madness, un filme que casi justifica la veracidad de la imaginación del escritor. No olvidemos a Sam Raimi referenciado al Necronomicon en su trilogía de Evil Dead.

resurre_01

En 1992 el director y guionista Dan O’Bannon contribuyó al escaso universo cinematográfico del autor con este estupendo filme de misterio, terror gótico y gore. O’Bannon es el reconocido guionista de Alien, y también, el reconocido director de Return of the Living Dead, clásico ochentero de zombies por excelencia. Sus trabajos han sido Dark Star, Dead and Buried, Lifeforce, Invaders from Mars, Total Recall, Screamers entre otros. Su filmografía demuestra la devoción que tiene este señor por el cine fantástico, aunque como director sólo se haya aventado dos trabajos.

El guión fue firmado por un tal Brent V. Friedman, argumentista (al parecer) dedicado a la serie B, responsable de Syngenor (donde por cierto sale David Gale, mejor conocido como el Dr. Hill de Re-Animator) y otra adaptación de Lovecraft en 1993 conocida simplemente como Necronomicon, fiel a las ambientaciones del autor. De la dirección se encargó O’Bannon, sería su segundo y último trabajo como director. La historia que adaptaron fue “El caso de Charles Dexter Ward”.

El cast está conformado por tres personajes principales. Como Charles tenemos a Chris Sarandon, el inolvidable vampiro de Fright Night, un actor con una rica filmografía que incluye The Osterman Weekend, Dog Day Afternoon, Child’s Play, y la voz del famoso Jack Skellington en The Nightmare Befote Christmas.  Como John tenemos a John Terry, (Zodiac, Full Metal Jacket) aunque su carrera este casi dedicada a la televisión. Finalmente tenemos a Claire interpretada por la guapa Jane Sibbett, actriz dedica casi enteramente a la televisión.

La trama involucra a John March, un investigador privado que es contactado por la bella Claire Ward, una mujer preocupada por los extraños experimentos que su esposo, Charles lleva a cabo en una antigua casona familiar con la ayuda de un misterioso doctor. Cajas pestilentes presuntamente llenas de carne, huesos y desperdicios humanos son llevadas a la casona constantemente y los vecinos se quejan del olor. March acepta el caso y comienza a investigar la vieja casona descubriendo la obsesión de Charles con un viejo antepasado, acusado de ser un poderoso mago.

resurre_02

La relación de Charles con sus antepasados, va más allá de la obsesión al punto de  retomar sus viejos experimentos e investigaciones en lo sobrenatural. Mientras March y Claire intentan averiguar la verdad, todos los involucrados en el caso empiezan a perecer en violentas circunstancias. Los resultados de la investigación serán increíbles y aterradores en el definitivo estilo de H. P. Lovecraft.

La trama va más allá de lo que acabo de revelar, pero poco a poco se complica y se dan algunos giros de tuerca. Es un filme que capta perfectamente el misterio y el terror de una manera casi literaria, con ayuda de la narración y la atmósfera. O’Bannon superó el trabajo logrado en su debut, impregnando la cinta de terribles momentos (como los cerillos en el foso ¡brrr!) y al mismo tiempo ese misterio y suspenso tan característico de Lovecraft, acompañado del aspecto sobrenatural.

Con ayuda de flashbacks, increíbles animaciones en stopmotion y monstruosidades dignas de una historia de terror o algún filme de la Nueva Carne, está película es una de las mejores que mezclan el terror gótico al estilo de Roger Corman con situaciones contemporáneas (la relación detective/cliente muy al estilo de Chinatown). Este contraste es de mis favoritos pues divide al espectador entre la realidad y la fantasía hasta que estas dos chocan en resultados sorprendentes (aquí el mejor ejemplo sería la escena final en el instituto psiquiátrico).

The Resurrected es un film estupendo. Sin embargo, tiene muchas similitudes con otro ejemplo de Lovecraft. Me refiero a In the Mouth of Madness de 1994, ambas cintas guardan similitudes como el detective privado, el personaje que pasa del mundo real al sobrenatural, las puertas a lo desconocido, incluso en aspectos como la narración, cierta psicología de personajes, etc. Con esto no quiero decir que John Carpenter haya plagiado el film de O’Bannon, después de todo fueron compañeros años atrás en Dark Star, pero los parecidos están ahí, aunque ambas son distintas a su manera y excelentes.

resurre_03

Los noventa fueron una época difícil para el cine de género, sobretodo al principio de la década cuando aún quedaba el sabor de los ochenta. The Resurrected habría sido todo un éxito si no hubiera gozado de tan poca fama y distribución. Es un filme bien dirigido, bien escrito y envuelto en asquerosos efectos especiales muy al estilo de Hellraiser. En su época, incluso fue marginada al mercado del video y hoy se puede conseguir el DVD de Lionsgate.

The Resurrected es un filme perfecto para verse en una noche lluviosa. Me sorprende que una película con tanto potencial, pase desapercibida tan fácilmente. Por eso decidí dedicarle un post para que todos los que visitan este sitio sepan de ella e intenten conseguirla, porque vale mucho la pena, sobretodo si te gustan los cuentos de casas abandonadas, presencias sobrenaturales, experimentos extraños y cadáveres reducidos a los huesos en charcos de sangre llenos de grumos y pedazos de piel. Eso sí, su duración es algo pesada, pero vale la pena sentarse y aguantar 110 minutos de misterio, terror y Lovecraft.

Society

Posted in Terror de Autor on febrero 5, 2009 by alienzombie

Los fanáticos de Stuart Gordon y su constante colaborador Brian Yuzna estarán de acuerdo que se trata de dos caballeros que a la hora de desencadenar los efectos más desagradables, exagerados y gore, dejan todo correr sin restricciones ni tabúes. Todo lo que sea necesario para asquear al espectador se produce en los filmes de estos señores con una particular mezcla de terror y farsa.

Brian Yuzna ayudó a la producción del clásico ochentero, Re-Animator, y siguió la saga con otras dos películas. Dio continuidad a Return of the Living Dead dirigiendo la tercera parte, y por su lado, creó las dos entregas de The Dentist. Aunque casi siempre aparece como productor, sus películas están caracterizadas por exageradas cantidades de gore y viscosidades rodeadas de personajes virales. Como muchos de sus compañeros, Yuzna es considerado un maestro del género y sus trabajos de “culto”.

En 1989 después de regir  como productor al lado de Stuart Gordon, Yuzna se aventó a dirigir un guión firmado por Rick Fry y Woody Keith, quienes volverían a firmar guión para Dementia y Bride of Re-Animator. El filme se el debut como director de Yuzna, y posiblemente el que le dio renombre como creador individual. Una cinta influenciada por Rosemary’s Baby, The Spiral Staircase y las pinturas de Salvador Dalí (en palabras del director).

Billy Warlock es un estudiante común y corriente que tiene prácticamente la vida resulta. Su único problema es la relación con su familia, de la cual, está casi seguro no ser un miembro original. Residiendo en Beverly Hills, Billy no se siente cómodo con la clase alta. Sus padres y su hermana actúan diferente a él, haciéndolo sentir un paria y no pasará mucho tiempo para que Billy descubra anomalías físicas en la sociedad burguesa que lo rodea.

society_01

Las sospechas inconclusas de Billy tomarán forma cuando David el ex novio de su hermana le presenta una grabación de su familia haciendo… cosas desagradables. Las cosas se complican cuando David es asesinado en un supuesto accidente. Las personas que rodean a Billy tal vez no son lo que aparentan, así que el joven decide investigar por su cuenta con la ayuda de su amigo Milo y la sexy Clarissa.

Las mutaciones se pusieron de moda con la llegada de la Nueva Carne. En filmes como Altered States, The Thing, Videodrome, An American Werewolf in London y From Beyond las transformaciones del cuerpo humano en criaturas desagradables, biónicas u orgánicas se despliegan con los efectos más sofisticados de la época. Society se une a este estilo con las desagradables mutaciones que sufren algunos de los personajes.

Los monstruos aquí son distintos a cualquiera que se haya visto en otra película. Muestran clara influencia de otros filmes dentro de la Nueva Carne (sobretodo de From Beyond) y también recuerdan a las descripciones de un relato de Lovecraft. La imaginación del encargado de efectos especiales, serviría de base para filmes posteriores como Braindead o Slither donde los homenajes son obvios. La escena final no tiene comparación, y muchas personas la encuentran perturbadora. En lo personal, me pareció de lo más divertida y muy bien ejecutada.

El filme en sí es considerado una descarada crítica a la alta sociedad. Las alegorías son obvias e incluso exageradas orillando al filme a la farsa, pero manteniendo cierta verosimilitud para darle más fuerza a lo fantástico. Tal vez a algunos pueda parecerles ridículo, pero la película no es de esas que se toman en serio (la gente que sí lo haga se decepcionará). Lo que es obvio es la representación grotesca que nos da Yuzna de la burguesía, denunciando la hipocresía, la discriminación y la importancia del status social.

society_021

El misterio durará toda la película hasta que lleguemos al clímax, mas o menos unos 20 minutos antes del final. El suspenso de pronto se pierde, las situaciones dejan de intrigarte en momentos, aunque siempre estás a la espera de descubrir la verdad. Yuzna también metió desnudos (como es típico en sus filmes), escenas con humor y partes que parecen sacadas de una teen movie, para poder mantener al espectador envuelto en la trama.

En cuanto a lo grotesco, Society cuenta con una de las secuencias más memorables en la historia del cine de género, considerando que fue hecha a finales de los ochenta despidiendo una época de excesos, frivolidad y FX excepcionales. Al mismo tiempo, anunciaba la llegada de los noventa donde los niños ricos serían prácticamente los seres dominantes del planeta, pero también los más grotescos, primitivos y mejor camuflados bajo la máscara de la sociedad.

Como si el status social fuera un tema de selección natural, Society aboga por la supervivencia del más débil, a los ojos de la sociedad, el menos adaptado. Los seres superiores son los que tienen un auto último modelo y una casa con piscina en Beverly Hills. Los seres inferiores tienen un papel determinado: comida, alimento para los más fuertes, los cuales pueden patearlos, humillarlos y prácticamente hacer lo que se les dé la gana. Sin embargo, el factor “humano” siempre interviene para bien (o para mal).

Muchas películas manejan el tema de la conspiración relacionado a cultos o grupos de marginados o parias que buscan destruir determinados sectores dentro de una sociedad. En Society es totalmente lo contrario, la conspiración la hacen las personas de poder y de dinero, tal vez otra crítica a grupos extremistas o a las llamadas sectas secretas que de alguna manera influyen en asuntos que les incumben. Es una película llena de elitismo.

society_03

Finalmente, ligado a todo el contexto social, interviene también el tema de la adolescencia, de tomar decisiones, de pertenecer, de tener una identidad, de ser independiente, sobretodo de sentirte fuera de la sociedad o del vínculo familiar. En parte narra la búsqueda de un joven por su individualidad y libertad de opinión y decisión en una sociedad que le dice “es normal sentirte así” y lo priva de explicaciones haciéndolo menos por su edad y falta de experiencia.

Con todo y ser considerada un clásico de culto, este filme no cuenta con alguna edición decente en DVD, algo que se me hace extraño considerando la expansión de este mercado y la reciente popularidad que gozan este tipo de películas. Sea como sea, en nuestro país es imposible de conseguir a menos que sea por encargo, y ni se molesten en ir al videoclub porque tampoco la van a encontrar.

Para finalizar, Society es uno de los filmes más bizarros, divertidos e irreales que verás en tu vida, y si no, pues al menos podrás apreciarla por sus increíbles efectos especiales y de maquillaje, aparte del mensaje que aunque se exponga de manera burlona y grotesca, es nada más que la verdad; las sociedad más desarrolladas son las más primordiales también. Un filme que vale la pena buscar debajo de las piedras o preguntar y preguntar por él hasta volver loco al gerente de Mix-Up (já). Sólo recuerden tener un estomago vacío al verla.