Society


Los fanáticos de Stuart Gordon y su constante colaborador Brian Yuzna estarán de acuerdo que se trata de dos caballeros que a la hora de desencadenar los efectos más desagradables, exagerados y gore, dejan todo correr sin restricciones ni tabúes. Todo lo que sea necesario para asquear al espectador se produce en los filmes de estos señores con una particular mezcla de terror y farsa.

Brian Yuzna ayudó a la producción del clásico ochentero, Re-Animator, y siguió la saga con otras dos películas. Dio continuidad a Return of the Living Dead dirigiendo la tercera parte, y por su lado, creó las dos entregas de The Dentist. Aunque casi siempre aparece como productor, sus películas están caracterizadas por exageradas cantidades de gore y viscosidades rodeadas de personajes virales. Como muchos de sus compañeros, Yuzna es considerado un maestro del género y sus trabajos de “culto”.

En 1989 después de regir  como productor al lado de Stuart Gordon, Yuzna se aventó a dirigir un guión firmado por Rick Fry y Woody Keith, quienes volverían a firmar guión para Dementia y Bride of Re-Animator. El filme se el debut como director de Yuzna, y posiblemente el que le dio renombre como creador individual. Una cinta influenciada por Rosemary’s Baby, The Spiral Staircase y las pinturas de Salvador Dalí (en palabras del director).

Billy Warlock es un estudiante común y corriente que tiene prácticamente la vida resulta. Su único problema es la relación con su familia, de la cual, está casi seguro no ser un miembro original. Residiendo en Beverly Hills, Billy no se siente cómodo con la clase alta. Sus padres y su hermana actúan diferente a él, haciéndolo sentir un paria y no pasará mucho tiempo para que Billy descubra anomalías físicas en la sociedad burguesa que lo rodea.

society_01

Las sospechas inconclusas de Billy tomarán forma cuando David el ex novio de su hermana le presenta una grabación de su familia haciendo… cosas desagradables. Las cosas se complican cuando David es asesinado en un supuesto accidente. Las personas que rodean a Billy tal vez no son lo que aparentan, así que el joven decide investigar por su cuenta con la ayuda de su amigo Milo y la sexy Clarissa.

Las mutaciones se pusieron de moda con la llegada de la Nueva Carne. En filmes como Altered States, The Thing, Videodrome, An American Werewolf in London y From Beyond las transformaciones del cuerpo humano en criaturas desagradables, biónicas u orgánicas se despliegan con los efectos más sofisticados de la época. Society se une a este estilo con las desagradables mutaciones que sufren algunos de los personajes.

Los monstruos aquí son distintos a cualquiera que se haya visto en otra película. Muestran clara influencia de otros filmes dentro de la Nueva Carne (sobretodo de From Beyond) y también recuerdan a las descripciones de un relato de Lovecraft. La imaginación del encargado de efectos especiales, serviría de base para filmes posteriores como Braindead o Slither donde los homenajes son obvios. La escena final no tiene comparación, y muchas personas la encuentran perturbadora. En lo personal, me pareció de lo más divertida y muy bien ejecutada.

El filme en sí es considerado una descarada crítica a la alta sociedad. Las alegorías son obvias e incluso exageradas orillando al filme a la farsa, pero manteniendo cierta verosimilitud para darle más fuerza a lo fantástico. Tal vez a algunos pueda parecerles ridículo, pero la película no es de esas que se toman en serio (la gente que sí lo haga se decepcionará). Lo que es obvio es la representación grotesca que nos da Yuzna de la burguesía, denunciando la hipocresía, la discriminación y la importancia del status social.

society_021

El misterio durará toda la película hasta que lleguemos al clímax, mas o menos unos 20 minutos antes del final. El suspenso de pronto se pierde, las situaciones dejan de intrigarte en momentos, aunque siempre estás a la espera de descubrir la verdad. Yuzna también metió desnudos (como es típico en sus filmes), escenas con humor y partes que parecen sacadas de una teen movie, para poder mantener al espectador envuelto en la trama.

En cuanto a lo grotesco, Society cuenta con una de las secuencias más memorables en la historia del cine de género, considerando que fue hecha a finales de los ochenta despidiendo una época de excesos, frivolidad y FX excepcionales. Al mismo tiempo, anunciaba la llegada de los noventa donde los niños ricos serían prácticamente los seres dominantes del planeta, pero también los más grotescos, primitivos y mejor camuflados bajo la máscara de la sociedad.

Como si el status social fuera un tema de selección natural, Society aboga por la supervivencia del más débil, a los ojos de la sociedad, el menos adaptado. Los seres superiores son los que tienen un auto último modelo y una casa con piscina en Beverly Hills. Los seres inferiores tienen un papel determinado: comida, alimento para los más fuertes, los cuales pueden patearlos, humillarlos y prácticamente hacer lo que se les dé la gana. Sin embargo, el factor “humano” siempre interviene para bien (o para mal).

Muchas películas manejan el tema de la conspiración relacionado a cultos o grupos de marginados o parias que buscan destruir determinados sectores dentro de una sociedad. En Society es totalmente lo contrario, la conspiración la hacen las personas de poder y de dinero, tal vez otra crítica a grupos extremistas o a las llamadas sectas secretas que de alguna manera influyen en asuntos que les incumben. Es una película llena de elitismo.

society_03

Finalmente, ligado a todo el contexto social, interviene también el tema de la adolescencia, de tomar decisiones, de pertenecer, de tener una identidad, de ser independiente, sobretodo de sentirte fuera de la sociedad o del vínculo familiar. En parte narra la búsqueda de un joven por su individualidad y libertad de opinión y decisión en una sociedad que le dice “es normal sentirte así” y lo priva de explicaciones haciéndolo menos por su edad y falta de experiencia.

Con todo y ser considerada un clásico de culto, este filme no cuenta con alguna edición decente en DVD, algo que se me hace extraño considerando la expansión de este mercado y la reciente popularidad que gozan este tipo de películas. Sea como sea, en nuestro país es imposible de conseguir a menos que sea por encargo, y ni se molesten en ir al videoclub porque tampoco la van a encontrar.

Para finalizar, Society es uno de los filmes más bizarros, divertidos e irreales que verás en tu vida, y si no, pues al menos podrás apreciarla por sus increíbles efectos especiales y de maquillaje, aparte del mensaje que aunque se exponga de manera burlona y grotesca, es nada más que la verdad; las sociedad más desarrolladas son las más primordiales también. Un filme que vale la pena buscar debajo de las piedras o preguntar y preguntar por él hasta volver loco al gerente de Mix-Up (já). Sólo recuerden tener un estomago vacío al verla.

2 comentarios to “Society”

  1. ¡Cómo me pudo gustar este film! Lo vi en el festival de Sitges, que bueno. Nos hizo delirar a todos los asistentes al cine Retiro. Es bizarro, totalmente de acuerdo, pero además su gran baza es su simplicidad.

  2. Me pareció prefecto que dejaran “lo mejor” para el final. Yuzna nos tenía esperando y ansiando, y el resultado fue inesperado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: