The Hills Have Eyes


La familia Carter son los típicos gringos que viajan kilómetros en su remolque para buscar una antigua mina supuestamente heredada por el padre (quien solía ser un rudo policía). El camino que siguen es por un desierto completamente aislado excepto por los jets de combate que vuelan alrededor haciendo maniobras, es un campo de pruebas militar que nadie podría habitar, excepto Michael Berryman y su familia de caníbales deformes quienes SÍ pueden habitar estos terrenos, y cuando el auto de los Carter quede volcado e inservible, los caníbales empezarán a emerger de las rocas para darse un festín con los citadinos que hace tanto tiempo no llegaban hasta ellos. La trama está lejanamente basada en un hecho real que sucedió en Escocia con las mismas dimensiones.

Desde que el auto queda averiado, empieza una búsqueda en medio de la noche por parte de los Carter, mientras los caníbales planean cuidadosamente sus movimientos para atacar a la familia americana. A partir del primer ataque todo cambia y las vacaciones se convierten en una desesperada lucha por sobrevivir, donde se decidirá que bando será el más ingenioso, despiadado y salvaje.

hills_03.jpg

The Hills Have Eyes tiene un título que siempre me ha perturbado. Recuerdo cuando era mucho más joven, leía acerca de la película en libros de terror y como nunca te contaban la trama o te ponían fotogramas o escenas, lo único que conocía era el titulo que siempre me despertó una curiosidad tenebrosa e inquietante.
Fue la segunda película de Wes Craven, uno de los reconocidos maestros del género de terror que posee la dirección de maravillas y clásicos como Scream o A Nightmare on Elm Street (sus dos películas más exitosas) aunque últimamente se desvía por otro sendero más comercial haciendo terror más chafa. Aunque en 1977 cuando realizó The Hills Have Eyes, Craven acababa de salir de una controversia para entrar a otra, pues su primer largometraje fue el clásico de culto Last House on the Left una de esas películas malditas que la gente odia cuando se estrenan y después acogen con cariño.

Si Last House on the Left trataba de la violencia y los terribles excesos a los que podemos llegar por venganza, lujuria o demencia. The Hills Have Eyes retoma todo eso y lo multiplica de una manera más consciente (citando a Craven) mostrando a las dos familias, la salvaje y la civilizada, como cada una podría ceder ante la naturaleza de la otra.

Craven era un alumno de cinematografía admirador de Fellini que terminó poniendo sangre en sus films, The Hills Have Eyes es una de las películas más sangrientas del director ya que trata un tema meramente salvaje e inhumano, el de la supervivencia y hasta donde llegarías para proteger a los tuyos donde lo civilizado puede convertirse en algo salvaje y viceversa, algo que ya había experimentado en su primera película, pero en The Hills Have Eyes lo lleva a un nivel más allá explotándolo por completo ya que es el encuentro de las citadas familias que sólo buscan sobrevivir y al final una terminará demostrando su superioridad por medio de la violencia.

Hablando de violencia, ésta se ve de forma maravillosa casi desde el inicio. Vale la pena mencionar (y ver) las escenas cuando queman a un hombre vivo, un perro le destroza el tobillo a una persona, breves escenas de canibalismo, un hachazo en el pecho, balazos a quemarropa, personas acuchilladas hasta el cansancio, pero lo que resulta más perturbador son las escenas de violación y violencia contra los animales (hasta un canario sale lastimado) pero, para los espectadores más ardidos, les recuerdo que siempre se consuma una venganza en está película.

hills_01.jpg

Según explica Wes Craven en un documental, la película fue rodada en un desierto casi clandestinamente, la mayoría de los actores no eran profesionales (por supuesto que por ahí anda Dee Wallace), el presupuesto era bajísimo, los sets fueron todos improvisados igual que el vestuario, el guión no era lo más original del mundo, no tenían crew ni equipo, sin embargo al final se cumple el cometido de entretener y mantener al espectador al tanto de las emociones fuertes. El punto de la película es impactarte y probar que tan lejos estás dispuesto a llegar, te aseguro que querrás ver sangre derramarse cuando veas The Hills Have Eyes. Ya saben, ese sentimiento de “ojalá ese tipo se muera… me cayó mal”.

En las actuaciones podemos destacar a Michael Berryman, el carismático actor que interpreta a Pluto y se volvió gracias a esta película una estrella del cine fantástico debido en parte a la malformación craneal que desarrolló al nacer, que sin embargo le ha conseguido papeles de loco, asesino, deforme y por supuesto caníbal. También aparece Dee Wallace, una de las hermosas Screaming Queens que trabajó mucho en los ochenta y hasta los noventa. En su filmografía sobresalen títulos como The Howling, Cujo, The Frighteners, The Stepford Wives, Critters y en fin, muchísimos más, es una de esas reinas del cine fantástico.

Tengo entendido que durante la carrera de Craven hubo ascensos y descensos. En una época mala económicamente, tuvo que recurrir a los viejos tiempos, así nació una secuela The Hills Have Eyes Part II en 1984 donde la familia de caníbales regresa inesperadamente con la pura intención de hacer un poco de dinero parodiando un antiguo clásico. También con esta nueva y nefasta moda de hacer remakes (¡como me caga!) The Hills Have Eyes tuvo DOS, no uno sino DOS malditos remakes que ni siquiera me molesté en ir a ver, espero que los idiotas que sí las vieron nunca se enteren de la versión original y la dejen en paz, que se queden felices viendo historias recicladas, efectos exagerados y protagonistas de revista.

hills_02.jpg

A pesar de no hacerla del todo en taquilla. A pesar de que algunos radicales la declaran un plagio directo de The Texas Chainsaw Massacre y a pesar de no tener una trama muy brillante, The Hills Have Eyes se ha convertido en lo que conocemos como un clásico de culto que los fans del terror hardcore tienen que ver, aparte de que es curioso ver las operas primas de un director que ha ascendido hasta Cannes.
Sangre, desesperación, desolación, salvajismo, son palabras que resumen los puntos fuertes de la película, el resto lo juzgarás tú mismo.

3 comentarios to “The Hills Have Eyes”

  1. Yo no vi la vieja, pero si las remakes y la primera esta bastante buena. Por lo menos a mi me gusto, tendrias que verla;)

  2. la deparavación es el elemento que describe a las películas de Craven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: